Alejandro Prince

"El que no esté en el mundo online no va a existir"

Presidente de la consultora de tecnología Prince & Cooke

Alejandro Prince llegó a la provincia para disertar sobre marketing digital y nuevas tecnologías en Retail 100, un evento de los canales de distribución de productos electrodomésticos, para el hogar y de alta tecnología que tuvo lugar esta semana en el Sheraton de Mendoza.

El currículum de este hombre, es tan poco mesquino que no se puede resumir en una línea. Tiene los títulos de Licenciado en Comercialización (UADE), Doctor en Ciencia Política (UB) y actualmente candidato al Doctorado en Economía (ESEADE).  Es presidente de la empresa Prince & Cooke, de mercado de tecnología de la información y telecomunicaciones. También dirige y edita el e-newsletter com.Letter sobre negocios y tecnología, y es Director del Instituto Tecnología y Desarrollo,  de la Fundación Gestión y Desarrollo. También coordina la Red de Organizaciones de la Sociedad Civil Digitales de Argentina.

Antes de que comenzara la entrevista Alejandro Prince ofreció dar “un par de números para no quedar en el aire: En la Argentina, de 40 millones habitantes, 20 millones son usuarios de Internet, eso a diciembre, ahora son más; el país tiene 9 millones de líneas fijas y 35 millones de líneas móviles en servicio; tiene un parque de PCs en uso de 9 millones. Otra forma de ver los números es decir:  Argentina es, de toda Latinoamérica, el país que tiene la teledensidad (la suma de líneas fijas más móviles, por cantidad de habitantes) más alta. Tiene la penetración más alta de usuarios de Internet respecto de población total y también, hace poco (tres meses), más que Chile que nos ganaba en esto, la penetración más alta de conexiones de banda ancha en hogares. En diciembre eran 3,7 millones ahora debe de andar en 4 millones".

-¿Qué relación tiene todo esto con la comercialización de productos online?

-La mitad de los argentinos son usuarios de Internet y de ellos un 20-25 por ciento son usuarios de e-commerce, es decir gente que hace frecuentemente compras online. Eso es importante, pero además el otro 80% lo van a hacer dentro de poco y mientras tanto, aunque no están comprando online hoy, están tomando decisiones online. ¿Qué es más importante, el momento de la compra o el de la toma de decisiones? podemos discutir un largo rato de esto. Frente a la pantalla, después de comparar productos y ver precios, como soy un indígena antiguo, me anoto en un papelito y mañana entro al negocio “Pirulo S.A.” y me compro la mochila verde que me gusta. Es casi lo mismo que la compra, la toma de decisión online.

-¿Qué papel juegan las redes sociales?

-Las redes sociales son un fenómeno nuevo, creciente, en el mundo y en Argentina. Hoy, si más de 20 millones de argentinos son usuarios de internet, más de la mitad de ellos son usuarios de redes sociales. Y, si tomo solamente los usuarios de internet que son menores de 30 años, son todos; no hay adolescente o joven que no esté, con menor o mayor intensidad, en alguna red social. Las redes están ligadas a la socialización, al entretenimiento, Linkedin está más relacionada a lo profesional, a la búsqueda de trabajo y, dentro de poco, cada vez más, vamos a ver la mezcla del usuario de red social, del comprador, del grupo de usuarios de tal otra, vamos a ver la interface de esas distintas redes y grupos desde las herramientas.

-¿Cuál es el futuro de estas herramientas en el marketing?

-Cada vez más en la galaxia de aplicaciones 2.0 me va a costar hablar de redes sociales, de fotologs, de blogs, de sitio o de portal porque va a estar todo imbricado, en red y enredado de una forma compleja, diversa, rica, que le va a dar a los usuarios más libertad, más opciones de búsqueda de información, menor costos de transacción, mejores sistemas para comparar precios, productos, calidades, de consultar con otros usuarios. Es una forma de marketing mucho más horizontal, más ascendente, más democrática.

-¿Lo están aprovechando las empresas en Argentina?

-Acá es así: los usuarios van más rápido que las empresas y las empresas más rápido que el gobierno… y la tecnología va más rápido que todos. Los chicos van casi tan rápido como la tecnología. Pero sí, ves que toda empresa tiene ya su sitio, una comunicación por e-mail implementada, algunas de ellas ya están haciendo venta online o compra online...

-O sea, es una tendencia creciente.

- Es creciente. Que todo está bárbaro y al 100 por ciento, no, no te voy no te voy a mentir; primero porque es un mal año para la Argentina y el mundo y además el uso de tecnología requiere de mucha difusión, es decir que la gente visualice para qué me sirve. Y no todo el mundo quiere lo mismo para de la tecnología. Yo quiero mejorar mi productividad laboral, que me sirva para escribir papers para la universidad; pero quizás la masa quiere socializar, entretenerse. Otras están más lejos de la productividad y están más cerca del entretenimiento, de lo lúdico y está bien.

-La tecnología también se convierte en un costo extra para las empresas y usuarios.

-Una característica de la economía digital es que los costos de transacción bajan enormemente. El precio de un llamado telefónico de hace 20 años, hace 10, hace 1 y hoy tiende a cero. Un dispositivo celular costaba 1500 dólares cuando salieron y hoy por 35 pesos tenés un celular, algunos te lo subsidian y vos consumís después, controlando el gasto, con una tarjeta por 15 pesos por mes.

- ¿Puede dar un ejemplo del uso rentable de estos servicios?

-Un amigo mío, Bernardo Osorio, estudió en las favelas de Río de Janeiro cómo gente con oficios aprovechó la tecnología: a un plomero un celular le permitió atender más clientes y mejorar su productividad al doble o al triple, al eficientizar su viajes de ida y regreso a su casa. Es un ejemplo de productividad aún en los niveles socioocupacionales y socioeconómicos más bajos. Para una empresa, volviendo a tu pregunta, tener un portal puede ser una cuestión de 200 ó 500 pesos por mes de mantenimiento y hacerse un buen sitio puede ser un tema de mil a 10 mil pesos. Comparado con el mundo físico, con lo que cuesta abrir un local -alquilar, ponerle escritorios, plantitas y alfombras- el mundo digital es muy barato y cada vez más, el que no esté en el mundo online no va a existir. No vas a estar en el mundo físico si no estás en el mundo online.

-¿Se va terminar la brecha digital?

-Hasta hace unos días pensábamos que conectarse a Internet era solamente con una computadora de escritorio y hemos visto bajar las computadoras de 1984 a hoy, de 4.000 dólares a 500 dólares, eso primero. Dos: (Price saca su blackberry del bolsillo de su saco y lo muestra) estoy mostrando un celular que tienen 35 millones de argentinos, el mío es más lindo, más nuevo y tiene un millón de chiches; pero ¿sabe qué? hace unos años el mío era más tonto. Lo que quiero decir es que dentro de 5 ó 6 años 40 millones de argentinos van a tener un celular con capacidad de conexión a Internet, fácil de entender, con banda ancha móvil. Es decir que no estoy condicionado al PC para romper la brecha de acceso. Por otra parte, la penetración de televisión en los hogares de Argentina es de 220%, es decir que en toda casa hay dos televisores. Hoy es la caja boba, pero el televisor digital -que todos lo ven, mal comunicado, como que es una pantalla grandota y que voy a ver mejor- además de ver mejor va a transmitir digitalmente y luego va a ser interactivo; es IP que es Internet. Es decir que en todos los hogares va a haber dos o más dispositivos de conexión a Internet (los televisores) y si hay cuatro miembros, cuatro celulares interactivos y, además, te aseguro que va a haber una o dos computadoras portables, porque la nueva generación de netbook que hoy vale 500 dólares va a valer 100. Por eso digo, la brecha digital no existe, subsiste y subsiste por poco tiempo más.

-¿No existe la brecha, entonces?

-Esto no quiere decir que esté garantizada la segunda parte de una brecha, que no es la de conectividad, que es  la parte apropiación o uso con sentido, es decir qué hace la gente con la conectividad. Ahí tenemos la diferencia, pero está marcada por las brechas analógicas de distribución del conocimiento y distribución de la riqueza. Eso no se va a arreglar en 5 años.
Yo vengo de una familia clase media baja, nací en una casa chorizo de Floresta, no nací en Barrio Norte, pero tuve una biblioteca pública y una escuela pública en la esquina. ¿Todos los que fuimos de ese barrio a la escuela terminaron con un doctorado y dando una conferencia en Mendoza? No, pero yo tuve esa opción que es la que me cambió la vida.

No les prometo que todos los chicos se conviertan en Bill Gates o en presidentes de la Argentina; pero si les das a los chicos educación y las herramientas para conectarse con la información y el conocimiento, como sucede acá cerca en la provincia San Luis que todos los guríes tienen su computadorita y hay wi fi en el pueblo, contagian a su famita y todos se convierten en usuarios. La dueña de una parrillita muy común al lado de un arroyito me decía que aprendió por su nena que usaba Internet en la escuela y ahora tiene un sitio de la parrilla, su padre también que tenía una hostería, los turistas les piden información, hacen reservas, incluso tienen más clientes… No te prometo que todo el mundo va a ser rico, ni exitoso; pero si me das ese mínimo de educación, la Argentina vuelve a crecer como creció en la década de 1880 y si hoy reducís la brecha digital muchos chicos van a tener la puerta abierta para decidir estudiar por e-learning, buscar información o trabajo y muchos de ellos van a superar incluso las brechas analógicas. Por eso en vez de hablar de brecha prefiero hablar de “puente” digital.

Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 10:30
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 10:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia