Federico Luppi

"Me da miedo pensar en que Cobos pueda ser presidente"

Actor argentino.

La debacle financiera, económica y social de 2001 lo obligó a radicarse en España en una suerte de autoexilio, luego de haberle confiscado los ahorros de 12 años.

Ahora Federico Luppi, está en la ciudad puntana de Villa Mercedes filmando una película de Juan Carlos Desanzo y fue entrevistado por el sitio periodístico Crónica de San Luis.

El filme en gestación es “Verano Amargo” y tiene mucho de lo que a más de uno de los muchos desesperados ahorristas se les cruzó por la mente afiebrada: asaltar el banco donde quedaron acorralados sus ahorros.

“Trata sobre la debacle del corralito en el 2001. Me toca encarnar al Viejo Antonio, un jubilado que asalta un banco con una granada casera en los días del corralito en Argentina. Antonio, ha sido un viejo que ha sufrido los embates del tiempo y la globalización, que tiene sus ahorros incautados en el banco, se une a las movilizaciones de entonces. Este viejo intenta tomar el banco para recuperar sus ahorros. Es una película muy compleja desde la incidencia social y política”, explica Luppi

-¿La historia se desarrolla en una ciudad en particular o es una ciudad ficticia?

-No tiene un lugar físico determinado, en sentido de la ciudad donde se desarrolla la película, pero se filma casi íntegramente en Villa Mercedes. Se desarrolla en Argentina. Son los sucesos de diciembre del 2001. Me intereso mucho el tema de la película porque yo me fui del país precisamente a partir del corralito. Cuando me enganchó el corralito me hizo mucho daño, no solo económico, sino moral. Mira que he pasado todo tipo de gobiernos horripilantes. Desde Frondizi en adelante, Illia, Onganía, María Estela Martínez de Perón y Alfonsín, luego Menem, De la Rúa -un autista, con respeto de los autistas-. Pero lo del corralito fue un golpe de gracia para mí, como la gota que llena el vaso. No se conoce en Occidente una estafa tan grande. ¿Quién se iba a imaginar que los encargados de cuidarte el dinero te lo iban a robar con el aval de un ministro de economía de la nación? Personalmente me trajo problemas, además de los económicos, físicos, de angustia, de tristeza. Entonces dije: "Me voy a España a buscar tran-qui-li-dad".

-¿Y cómo ve a la Argentina ahora a casi 9 años de aquello?

-Saliendo del pozo, levantándose. Pero que incómoda y paradójica posición la del gobierno nacional: un peronista y una mujer jaqueados por otros peronistas aliados con sectores ultraconservadores. Yo, que no soy peronista, que no soy kirchnerista, ni lo voté, reivindico a Kirchner y su gobierno. Kirchner con el ejército se calzó el saco de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, cosa que ningún otro Presidente hizo, y le dijo a Bendini ¿qué hace ese cuadro de Videla aquí? Sáquelo, descuélguelo… nunca hubo un presidente así… le hizo bajar los cuadros delante de todos los militares… Hay que tener huevos para hacerlo… Ni Alfonsín, tan alabado por estos días hizo eso, él, que fue un cobarde, jamás hubiera tenido una actitud as텔

-¿Cómo interpreta la reivindicación que se hizo de Alfonsín?

-Bueno, primero veamos que esta es la misma sociedad que votó dos veces a Menem. Es la sociedad que olvida lo que nos pasó; la sociedad mediática o mediatizada. Muchos de nuestros males son por una boluda y extensa ingenuidad. Me llama la atención que se la escuche tanto a la (Elisa) Carrió, a (Mauricio) Macri, a (Gerardo) Morales, a (Francisco) De Narváez. Fíjate que el radicalismo, que más que un partido es un conventillo de “traidorismo”, nunca sirvió para nada. Salvando de esto a Irigoyen. Pero después vino el oligarca de Alvear, lo hizo cagar a Irigoyen, luego se murió y nació así el alvearismo, o sea, el traidorismo diría yo. De eso se salva también Illía que fue un hombre excepcional, pero jaqueado por radicales y militares.

-Sin embargo a Alfonsín se le reconoció su rol como primer presidente después de una dictadura.

-A Alfonsín, lo recibimos bien, pero se cagó, se cagó, fue un cobarde. Se retiró aplastado, recuerdo sus frases: “me voy porque no puedo, no me dejan”. Transó en pascuas…! “la casa está en orden” y se terminó yendo antes. ¿Para qué quería gobernar, para qué quería el poder? ¿Y ahora es un héroe? ¿Los argentinos nos olvidamos de todo eso?

-Está decepcionado...

-A veces siento mucha impotencia, mucha desilusión. Es raro lo de la gente. Pero cuando la gente es boluda, es boluda no hay nada que hacer. Se olvidan. Se olvidan de la hiperinflación, del corralito, de los que desaparecieron, de todos lo que nos pasó. A veces no entiendo cómo puede haber todavía tanta boludez. Este es el país en el que se votó ¡dos veces a Bussi en Tucumán!, dos veces a Menem, y a De la Rúa, un presidente autista -porque en serio era autista-. Y hoy los radicales pretenden resurgir después de que solo se recibieron de un conventillo de traidores. Me da miedo pensar que pueden ser presidente personajes como Cobos, Morales, Carrió, me da miedo y mucha pena porque nos puede suceder otravez.

-¿Cuál es su pertenencia política?

-No tengo ninguna pertenencia, solo tengo sentido común… Me da rabia que hace 5 años estamos resurgiendo del pozo y todos los opositores palo, palo, palo, no perdonan nada.
Uno puede meter la pata, lo que no se puede perdonar es la actitud ante el trabajo. Lo mismo pasa en la política no se puede perdonar la falta de actitud para con la política. Saimos del default gracias al manejo de Kirchner. Está tratando de imponer una de redistribución de la riqueza que va a ser muy difícil de aplicar, pero que es necesaria… Mira, Kirchner estatizó las jubilaciones y los otros putean, pero ¿Quién puede creer que a las AFJP les interesa garantizarte la jubilación en un futuro?, ¿Quién puede asegurar o afirmar que a esos monstruos de capitales privados les interesa asegurarte a vos, a nosotros, una vejez segura? Fijate lo bien que está la nueva Ley de radiodifusión. Realmente quebraría a los grandes monopolios informativos.

-¿Piensa lo mismo de Cristina Fernández?

-La presidenta realmente es asombrosa. Nunca escuché a un presidente hablar sin papeles con la coherencia de Cristina, con la claridad de conceptos, con la vehemencia que imprime en sus discursos. Eso nos hace quedar muy bien en todos lados. Los otros son zafios… ¿te imaginas a la Carrió, a De Narváez, dando un discurso en una conferencia internacional?”
Realmente nunca vi un gobierno que se caliente para que la nave funcione, y la nave somos todos los argentinos. Me parece que este gobierno sí lo está intentando. Más allá que hay muchos funcionarios que metan la pata.

-Con esa misma mirada, ¿cómo es la España de Zapatero?

-Zapatero: Interesante gobierno. Promovió una ley de reforma de la enseñanza que fue rechazada por la iglesia ¿Por qué? Porque les molesta que los chicos sepan… Promovió el quite de tropas de Irak. Promovió el archivo de la memoria. Esta peleando duramente en medio de una crisis grande. No es Lenin, pero es un político coherente que pone la cara y se las aguanta. Nunca faltó a una sola interpelación en el congreso español. Aznar planteaba leyes de la más cruda tinte represiva. Como generalmente lo hace la derecha que sintetiza: pobreza, igual a delito. Generalizan para luego poder justificarse. Zapatero profundizó un cambio en muchos sentidos. Por ejemplo lo del trabajo de extranjeros. Gracias al laburante extranjero es que no colapsan las cajas de jubilaciones. Igual España es un país que tiene problemas de un país rico.

-¿Y usted qué hace en España?

-El año pasado hice una gira de teatro con la que nos fue muy bien. Sigo trabajando. No puedo dejar de trabajar. Tampoco puedo vivir de rentas, aunque me gustaría. Una de las cosas más lindas del hombre es ser un haragán consuetudinario.

-También tiene otro motivo para estar en España: su esposa.

-A mi mujer la conocí en Zaragoza en el año 1997 durante una gira. Después nos vimos en Buenos Aires. Luego fui a España por una película, nos encontramos en Madrid y nos enganchamos. Mi esposa es joven… ella está allá en este momento.

-Es la tercera vez que filma en San Luis, la primera fue “Un lugar en el Mundo”.

-Esa película. Linda película que se desarrolla en una época donde los personajes recibíamos los coletazos del fracaso de la izquierda urbana, donde todos salían a refugiarse al interior del país. A mí me pareció bárbaro el personaje de Mario, que termina quemando la cooperativa lanera. Incluso también se tocaba el tema de la compra de tierras para la construcción de diques. Ahí intervenía el personaje de José Sacristán, que era un geólogo. Fue una buena experiencia porque rechazo profundamente las películas que sólo se preocupan por lo político. Creo que el cine tiene que tener un mensaje, yo deploro ese cine que intenta mostrar todo rosa. Lo que más valoro es que tenga anclaje en lo real, en lo social, el cine debe transmitir un mensaje. Igual, si no hay película bien hecha no funciona, por mejores actores que tenga.

-¿Cómo imagina su futuro?

-Francamente, me gustaría dejar de trabajar (se ríe). La verdad es que me gustaría que la Argentina enganche un rumbo cierto. Este es un país donde no hay planificación, es decir no hay planes de gobiernos a largo plazo. Cuando me fui, lo hice con mucha rebeldía, con mucha decepción. No podía o no sabía cómo canalizar esa rebeldía. Recuerdo que pensaba: “Se perdieron los sueños en este país”. Entonces me fui. Lejos, es España, veía la debacle y me ponía mal. Está bien, yo eso lo balconeaba con cierta entereza. Luego cuando volví en el 2004 vi al país tratando de levantarse y eso hace recuperar la esperanza.

-A esta altura de su vida, ¿cómo se definiría a sí mismo?

-Prefiero definirme como un desesperanzado. Pero en el fondo, tengo una leve esperanza con este gobierno, más allá que hay muchos funcionarios que metan la pata. Después de la dictadura militar y todo lo que pasamos. Recuerdo que una noche muy dura, en la época de la dictadura, en Buenos Aires, estábamos con mi ex mujer y había recibido una amenaza de la Triple A. Entonces hice una locura. ¿Sabés que hice? Queme libros… porque en ese momento pensé que si te enganchaban sin libros era menos comprometedor. Después me di cuenta de esa locura y desde ahí tomé el compromiso de decir la verdad. Cuando algún hijo de puta dice alguna cosa de hijo de puta, se lo contesto y se lo refriego en la cara. En el mundo de las buenas maneras soy un eterno derrotado.
Opiniones (42)
13 de diciembre de 2017 | 16:59
43
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 16:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es increible, los que defienden a Cobos, que no tiene formación políticia y de ningun tipo. ES UN TRAIDOR, los que lo defienden seguro que son los que votaron a Menen dos veces. SON LOS QUE DEFIENDEN CON LA CACEROLA A LOS DEL CAMPOS, PERO NUNCA VAN A DEFENDER A LOS POBRES. DESPUES SALEN LLORANDO POR TELEVISION PIDIENDO SEGURIIDAD
    42
  2. cortá la frase ahí. debe ser por eso que vivis sin miedo. porque no pensas.
    41
  3. a mi me da miedo pensar que un actor como vos, transa groncho y golpista en la época de los militares vuelva, tomatela, andate a españa y no vuelvas.
    40
  4. kl
    39
  5. YA QUE HABLAS TANTO DE NEURONAS, DECIME:¿SABES QUE PARA ESCUCHAR HAY QUE CALLAR? O LOS KK TE QUEMARON EL CEREBRO CON SUS DISCURSOS Y NO TE DAS CUENTA QUE EN ESE MOMENTO HISTORICO ,LO QUE HIZO COBOS FUE APACIGUAR LOS ANIMOS ,EN UN PAIS QUE SE ESTABA INCENDIANDO.Y GRACIAS A DIOS NO FUE UN CACHICHE COMO SCIOLI. !! QUE SABES DE LAS CAPACIDADES DE LAS PERSONAS, SI LOS JUZGAS POR SU FORMA DE EXPRESARSE. TENE MAS RESPETO Y PONETE EN LOS ZAPATOS DEL OTRO. Y LUPPI, QUE QUERES QUE TE DIGA, TE EXPRESAS ASI PORQUE SOS ARGENTINO, PERO EN ESPAÑA SEGUIS SIENDO UN SIMPLE SUDACA
    38
  6. No puedo opinar de Luppi porque no tengo los suficientes conocimientos sobre cine como para hacer una crítica valedera, aunque sé distinguir entre películas buenas y películas malas y por ende deducir como puede llegar a ser su director y sus protagonistas. En general no me gusta el cine argentino, pero esos escasos conocimientos me permiten reconocer en Luppi que es un buen actor. Tampoco conozco mucho de política, pero los años, las tristes experiencias de tantos gobiernos desastrosos y NO POSITIVOS (entre ellos el de NUESTRO EX-GOBERNADOR), y sobre todo mi intuición, me permiten decir y asegurar que COBOS ni remotamente tiene condiciones para cargos de tercer o cuarto nivel. Por lo tanto con mayor razón es UN ABSURDO pensar que puede destacarse como presidente. Para eso que siga Cristina como presidenta. Ésta, quien tambien no escapa de algunas críticas, LO DÁ VUELTA COMO A UNA MEDIA A COBOS, es más lo revuelca como a una alfombra. El Cleto es un poroto al lado de aquella. Sus escasos conocimientos, su incapacidad y sobre todo la falta de lealtad permiten asegurar que COBOS NO LE ATA NI LOS CORDONES DE LOS ZAPATOS A CRISTINA. Por todo ello ¿Es posible pensar en un Cobos presidente? ABSURDO TOTAL. De ocurrir, sería un paso NO POSITIVO y el comienzo de una INVOLUCIÓN . Mas vale regular conocido que PÉSIMO CONOCIDO. ---------¡ Podés quedarte tranquilo Luppi!----- NO OCURRIRÁ lo que piensas. El radicalismo y Mendoza toda debe exigirle a COBOS la rendición de cuentas por todo eldaño que le ha provocado a la provincia.
    37
  7. que hablen boludos como vos, tarado, me parece q te ataco el MAL DE ALZHEIMER, luppi
    36
  8. El miedo, las inseguridades, las dudas y otras cosas aparentemente negativas y combatidas por el ser humano (esclavo del mandato de ser seguro y de acero), no son ni menos ni más que otros sentidos adicionales que se suman a la lista de 5 o 6 (según el discurso al que se adhiera) reconocidos sentidos con los que estamos dotados.... Y son justamente éstos sentidos poco explicables o racionalizables los que más verdad encierran... justamente porque escapan a la razón. Como no le va a caer bien a alguien el Cleto con esa cara de bueno y común que tiene? mmmmmmmm....... No tiene explicación fácil. Pero por suerte no es requisito. Son esas cosas que tenés que vivirlas estar ahí, o confiar en tu intuición para "entenderlas"... Por más que De La Rúa haya sido uno de los tipos más calificados para ser presidentes en cualquier país menos el nuestro, nosotros que no recordamos ninguna gran guerra o alguna gran hambruna u holocausto, no podremos tener paz o justicia social ungiendo como presidentes a tipos sin sangre como De La Rúa o peor aún, sin identidad o ideario mínimamente definido como Cobos... Y desde lo personal pienso que la posibilidad de hiperinflación, paros o cuasi guerras civiles es mayor en Argentina cuando tenemos de presidente a algún tipo así, venga (o venda) del partido que venga... Prefiero un militar asumido, como Perón, un demócrata de acero, como Alfonsín, o a un talibán cualquiera que sé que no va a renunciar a sus ideas fundamentalistas a alguien que no puede mostrar un discurso coherente y unívoco aunque más no sea para mentir durante la campaña, como supieron hacer Menem o los Kirchner... Déle para adelante!
    35
  9. A mi me da terror. Nadie que lea un discurso puede ser presidente.
    34
  10. Comparto la preocupación de Luppi, no por Cobos en sí, porque es un mediocre de cuarta, sino por todo lo que tiene atras y que son quienes impulsan un posible golpe institucional para que gobierne el liceísta Cleto (ver http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-124765-2009-05-12.html). Grondona, Biolcati y toda una selecta jauría de nostálgicos del neoliberalismo y la dictadura acechando para encumbrar al megalómano de Cobos.
    33
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California