Daniel "Semilla" Bucciarelli

"Yo soy multimedia"

Charla con un rockero legendario y artista plástico por naturaleza.

Multifacético por definición; músico consagrado e innovador nato. Daniel “Semilla” Bucciarelli, presentará hoy, a las 22, una performance de pintura en vivo en la Feria del Libro (Auditorio Angel Bustelo), pero sin dejar de pensar en los diversos proyectos personales que tienen al arte como protagonista. Al arte en todas sus formas, desde lo digital a la música electrónica. Semilla, es un artífice, aunque aún sigan preguntándole por Patricio Rey y sus redonditos de ricota, donde supo tocar el bajo.

-¿Cómo conocés  la música y  la pintura?

-Primero empecé dibujando. Un amigo mío era hijo de una pintora, hacíamos historietas y las vendíamos. El hermano es músico, entonces empezamos a experimentar con los instrumentos y ahí nació la idea de tocar.

-Es decir que ¿surgen juntos?

-Sí, juntos casi…luego ya me dediqué a la música, tuve bandas de barrio, trabajé con Charly y un montón más, era re pendejo, tenía 15 años. Pero siempre me gustaron las dos cosas. El dibujo y la pintura son algo más personal porque no hay que trabajar con gente.

-En épocas de gira y cuando grababan discos ¿también pintabas?

-Sí, algunas cosas... El Indio (Solari) tiene un montón de dibujos míos. Recién en 2003 me sentí confiado como para mostrar mi trabajo. Antes nadie sabía que pintaba.

-Y ¿qué sentís al mostrar algo tan personal en una gigantografía  por ejemplo?

-Es muy raro, yo mismo me sorprendo de lo que hago. Mis pinturas están más destinadas a chicos jóvenes, a quienes están acostumbrados a recibir muchas imágenes porque son muy caóticas las pinturas. En cambio, la gente grande cuando las ve, primero me quieren psicoanalizar, incluso a algunos por ahí les provoca dolor de panza. Pasan cosas raras... Ayer, con el tema de Los Redondos, unos chicos se pusieron a llorar.

-¿Cómo?

-Estaba sentado y vinieron (al hotel) dos o tres chicos y no me habían visto. Parece que alguien les avisó, se volvieron y  se me pusieron a llorar adelante y había una chica que se había quedado como a diez metros míos porque le daba cosa acercarse. A mí me pone muy nervioso, es una situación muy extraña para mí.

-¿Entendés ese fanatismo que hay detrás de los Redondos?

-A mí la cosa fanática no me gusta, la verdad que nunca sentí algo así, de joven siempre estuve en contacto con músicos, a lo sumo pedía autógrafos, pero no ponerme a llorar u otra cosa.

-¿Qué es lo que más disfrutás de la pintura?

-Me gusta mostrar mi trabajo, y está bueno esto de generar espacios para otra gente. Porque es lo que falta. No hay lugares para expresar la música y la pintura. Siempre estoy en caminos paralelos, no salgo mucho de mi casa, no estoy en contacto con músicos.

-Tal vez, ¿por eso es tan personal tu pintura?

-Sí, puede ser, creo que la personalidad en mi pintura viene de que no sepa de qué se trata. Técnicamente no respeto un montón de cosas porque trabajo de manera más expresiva.

-¿Cómo te llega la inspiración?

-La inspiración viene sola, quiero pintar y se me viene sola. Me pongo a manchar y van surgiendo cosas que hasta yo mismo me sorprendo. Es igual que en la música. Si me das un tema, por ahí se me complica. Justo ahora, hice un libro del horóscopo chino de Ludovica y tenía que trabajar con los animales, y yo estoy todo el tiempo pintando animales y me corté. No podía hacerlos y un día me levanté inspirado hice 12 manchas y ahí estaban los doce dibujos, al toque.

-Viajás por el país llevando tu arte, ¿cómo ves la cultura?

-Falta curiosidad. Sí,  porque hay muy poco, dentro de la música hay poco, hay música alternativa pero como no es comercial y hay pocos lugares para que toquen las bandas, nadie las ve. Lamentablemente, el sistema se lo comió al rock hace años.

-¿Qué música escuchás hoy?

-Catupecu (Machu),  me parece interesante.

-Ahora en la Feria del Libro ¿vas a compartir una performance con Barbazul?

-Se va a hacer hoy porque yo iba a dibujar uno de estos días, pero necesito que haya oscuridad y parece que la gente de los stands no quería apagar la luz, entonces no daba. Por eso el viernes a las 22 cuando cierre todo, apagamos las luces, toca la banda y hacemos lo nuestro.

-¿Cómo puede influenciar la música de Barbazul en tu arte?

-Yo no escuché su material nuevo, me dicen que ya hacen cosas propias. A mí la verdad cuando escucho bandas muy parecidas a los Redondos no me gusta, porque eso ya lo escuché, ya lo toqué. Me gusta algo nuevo.

-Ni te pregunto por Pier entonces…

-No, no existen realmente…

-Existe una movida que se da con el arte en Internet, como ver videos con música de algún artista y obras de arte. ¿Te molestaría que hicieran una con algo tuyo?

-No, para nada, Me parece un buen lugar, porque es otro mundo. Incluso, a la página mandan direcciones de blogs donde hay obras. Osea que hay mucha gente trabajando en eso. Yo no tengo Internet en casa, recién ahora estoy probando como es todo. Me parece interesante, he visto cosas de los Redondos, así compilados re caseros y me parecen bárbaros.

-¿Qué técnicas te gusta usar más?

-Veladuras, transparencias. A veces empiezo pintando todo negro y después uso el blanco. Ahora con esto digital me estoy metiendo en este mundo nuevo. Uso el photo shop porque te permite hacer las pinturas sin que se vea como que son de un programa de computadora. Y descubrí la tableta digital que es como dibujar con un lápiz, y está bueno. Me gusta mucho usar la engrapadora, primero uno goma espuma con tela y en vez de marcar, por ejemplo, una copa la engrampo y queda con volumen.  Trabajo con todo lo que llega a mis manos. También están las esculturas, pero no tengo algo favorito, que me guste hacer más. Hago tatuajes también.

-¿A quienes les hacés tatuajes?

-A gente conocida, trabajo con mis diseños porque es mucha responsabilidad eso. Me pongo a practicar porque el peso de la máquina es distinto y al usar mis diseños me siento más seguro, es algo importante.

-¿Vos tenés alguno?

-No,  yo no tengo porque me cansaría muy rápido de cualquier dibujo.

-Hoy, ¿qué lugar ocupa el bajo en tu vida?

-Cuando trabajaba con los Redondos nunca tocaba en mi casa, sólo en los ensayos. Pero, en mi casa jamás toque el bajo; es más, ahora estoy tocando la guitarra. Estoy grabando algo de música que se relacione con lo multimedial, puede ser una animación que acompañe la música. Ya he hecho y me ha gustado, me gusta la multimedia, porque creo que yo soy multimedia. También hay un proyecto para hacer una obra de teatro y relacionarla mucho con la música.

-¿Crees que la gran diferencia entre el arte y la música es que una se puede editar y la otra no?

-No, yo las pinturas las voy modificando constantemente, por ahí las veo y se me ocurre una imagen que antes no había visto.

-¿Dedicás tus obras?

-No, regalo muchas, pero no….Tal vez del inconsciente surgen dedicaciones.

-¿Cuál fue la última exposición que viste?

-Acá, en el ECA, me gustó. El problema es que no salgo mucho. Estoy viendo de irme a vivir a Córdoba, porque la ciudad ya me cansó. Quiero probar esa experiencia de pasar tiempo en distintos lugares a ver qué pasa, si la pintura cambia.

-¿Qué opinás de la vuelta de las grandes bandas a los escenarios?

-Es por el dinero, seguro, es una cosa de guita. No es porque haga falta, es algo comercial, sale una y aprovechan y salen todas, pero me parece bárbaro… Esta bien, que se yo.

-¿Te molestaría que tomarán música tuya y la fusionaran con música electrónica?

-No, para nada, ahora estoy probando con música electrónica. La fución es interesante, hay cosas buenas y cosas malas, como en todo. El acordeón, por ejemplo, me encanta. Pruebo de todo, quise estudiar música con el Chango Spasiuk, pero no pude porque ahí nomás agarró algo de oído y ya está.

-¿Qué es lo que más te preguntan por la calle?

-"¿Cuándo se juntan los Redondos?". (Risas) Igual, ahora me preguntan más sobre la pintura y eso está muy bueno. Trato de hacer cosas nuevas y que se acerquen a ellos. Justo ahora,  me tienen que confirmar una muestra en el ECA que se llama Frente de Liberación del Imaginario y la idea es perder el miedo al papel en blanco. Pintamos papel de diario y salimos y lo pegamos en la calle, hacemos murales, de todo.

-Ante el panorama de las elecciones ¿Cómo ves el país?

-Horrible, la verdad que no le creo nada a nadie. Les miro las caras a los políticos y no les creo nada, voy a votar, pero todavía no se nada. Supongo que al menos pior (sic). Hay gente que por ahí quiere hacer cosas buenas, pero no puede.  Hoy por hoy, le comen la cabeza a la gente, hablan de inseguridad cuando lo más importante es la educación.

Opiniones (2)
18 de agosto de 2017 | 14:46
3
ERROR
18 de agosto de 2017 | 14:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Gran artista Semilla y aunque muchos lo conocen sólo por su música con Los Redondos, ver obras de arte con imágenes tan poderosas como las suyas es algo sublime.
    2
  2. Realmente Semilla se ha destacado siempre. Tanto en lo musical como ahora en las artes plásticas. Da para mucho más. Tuve la oportunidad de verlo con los Divididos y esa mezcla de pintura-rock-tecnologia es impresionante. Habra que verlo en vivo esta noche y disfrutar de su visita en Mendoza.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial