Sandra Martí, una mendocina en el DF

"El pánico es el primer síntoma"

Una mirada sobre una ciudad sitiada por un virus.

Hace cinco días que Sandra Martí y sus hijos no salen de su casa, en un condominio cerrado, en el pecho mismo del Distrito Federal mexicano que ha sido sitiado por un virus. Mientras tanto, todos le aconsejan que se vaya. Sus padres, a Mendoza. Sus amigos mexicanos, a los pueblos del interior. Su cuñada, a España.

Ella, por ahora, no tiene más plan que salir esta misma tarde a filmar esta tremenda ciudad que luce vacía y solitaria, como un animal dormido en la playa de estacionamiento de un shopping.

Sandra tiene 43 años y es mendocina y destacada artista visual y maestra en Análisis de la Imagen. Desde hace doce años, vive en el DF, el epicentro donde ha tomado más fuerza la pandemia de la gripe porcina. Sandra vive junto a sus dos  hijos, Marcos Tonatiuh, de 9 años y Sol Margarita, de 4 años.

En Mendoza, se recuerda especialmente a Sandra por sus trabajos como artista plástica y por haber sido integrante del grupo “Minas de Arte”, que hizo de las suyas en los ’90. Sus padres y su hermano son también muy conocidos en el ambiente cultural mendocino, pues también son artistas plásticos: papá José, mamá Ofelia y su hermano Hugo también dedican sus afanes al mundo de la imagen.

“La imagen de esta ciudad es un retrato fotográfico inanimado”, dice Sandra en un momento del chateo. Y vale que lo aclaremos: más que una entrevista, la que presentaremos es una charla entre amigos que se realizó hace unos minutos. Y sucede que uno de esos amigos es periodista y ahora la publica.

En este sentido, es muy interesante el paisaje que nos pinta Sandra y a él, sin más, nos trasladamos.

Ulises dice: Negra, ¿cómo está todo por allá, con vos y tu familia?

Sandra dice: Ulises estamos bien. Es un momento difícil, pero estamos bien. Los tres sanos viviendo en una ciudad posmoderna.

U: Estaba preocupado… ¿Tenés tiempo para que conversemos ahora y me contás así hago una nota para que se entere la gente de Mendoza de cómo está todo?

S: Sí, no hay problema. El escenario es temeroso. Las personas mantienen mucha distancia entre sí. Esta tarde salgo a filmar.

U: Contame lo que ves en la calle, lo que dice la tele, los amigos...

S: En la calle, las personas que circulan dentro de las autos son las únicas que están sin barbijos. Recorren el espacio con los vidrios cerrados, y eso teniendo en cuenta que estamos en pleno verano.

U: Desolador.

S: El otro día, por ejemplo, fui a una farmacia. Están totalmente agotados los barbijos, que acá se llaman tapabocas. Cuándo íbamos a pensar que una simple producción, como los tapabocas, podían llegar a ser la prenda protagonista de estos momentos?

U: Conocés a gente que haya muerto o que esté enferma?

S: No, pero en el condominio en que vivo hay dos niños infectados. La percepción de la ciudad es casi vacía. La gente sale por motivos excepcionales, si no, están todos guardados.  La prensa pide que no haya nada de contacto humano. Se han cerrado gimnasios, hoteles, espacios de reunión de personas en general… Y están esterilizando todo.

U: Todos adentro de sus casas. ¡Y los trabajos?

S: Buena pregunta: en los trabajos de gobierno se están turnando para ir. Las oficinas muy concurridas están alternando el personal. Ahora, el problema se suscita en las empresas privadas. Los cabrones aprovechan la oportunidad para descontar a la gente su no presencia en las empresas.

U: ¿Qué..? No te lo puedo creer…

S: Pasa que entre gobierno y las empresas el problema todavía no se legitima como tal. No se sabe todavía si hay que estar o no en los espacios. Esta incertidumbre atormenta mucho a la gente.

U: No puedo creer que con todo lo que están viviendo, pase esto también…

S: Recordemos que en lo colectivo afloran los egoísmos y bien sabemos que ciertos pensamientos de época tienden a ser sesgados. Veo esto y no esto otro.

U: No sé si te estoy entendiendo del todo...

S: Por ejemplo, en Televisa siguen riendo contando chismes de artistas como si no sucediera nada. Eso es egoísmo.

U: ¿Tenés miedo?

S: Te explico: esta ciudad alberga el conocimiento que requiero para que mi hija Sol se cure de su insuficiencia (ella tiene acidosis tubular renal). Acá vive una de los científicos que descubrió este padecimiento. Yo vivo acá en estos momentos, porque es el lugar que va a curar a mi hija. En Argentina, hay un solo especialista y vive en Jujuy. Entonces, mi motivo para vivir acá es tan primordial que todavía parece que no asumo esto, lo de la gripa porcina (acá le decimos la gripa, no la gripe), en una ciudad infectada, posmoderna, desestructurada y jodida. El DF es como una ciudad hojaldre, en el mismo espacio subyacen muchas cosas al unísono. Es como vivir en una capa, luego pasas a la otra, por momentos ni te das cuenta. En síntesis, no tengo miedo porque estoy pensado en mi hija.

U: ¿Y cómo te comunicás con el resto de la gente? ¿Cómo se comunican ahora?

S: Por e-mail. teléfonos, correos electrónicos... Por momentos me siento sola. Los vecinos se están retirando a casas de descanso, a hoteles o se van a vivir con familiares fuera del DF. Ayer me llamaron colegas de trabajo, una gran mayoría está en Jantetelco, un pueblo cercano. Me invitaron para que ya vaya con ellos

U: ¿Y los supermercados y almacenes están abiertos?

S: Los supermercados están abiertos. Las personas llevan desinfectantes en sus manos
antes de tomar carritos los desinfectan.

U: Hay mucho miedo…

S: Cada persona que se resfría pasa a sentir pánico. El pánico es el primer síntoma.

U: ¿Hace calor allá?

S: Estamos en pleno verano. El invierno es en los meses de noviembre, diciembre, enero

U: Entonces no es que los enfermos tengan gripe, sino que tienen el virus. ¿O tienen gripe en verano?

S: Te contagiás en el contacto con el virus. Aquí, se piensa que está en el aire, en los objetos, en los animales. Por ello, aconsejan no respirar de manera directa, porque te toma la enfermedad de la nada.

U: ¿Sabés de mendocinos o argentinos que estén contagiados?

S: No.

U: Y los niños, ¿cómo la están llevando?

S: Casi no les informo de lo que pasa en la prensa. Ello genera angustia. Mejor informarlos dosificadamente. Acá el gobierno esta muy asustado y a los artistas se los ve a todos filmando, sacando fotos.

U: Pero vos no te separás de tus hijos ni los dejás salir a la calle...

S: No me separo de ellos. De todas formas, en México, los niños nunca pueden estar en la calle. Acá las formas de vida son adentro de condominios. Hay mucho peligro.

U: Y ahora los patios de los condominios deben estar vacíos...

S: Al respecto de la vida acá, te recomiendo, querido Ulises, la película La Zona, de Rodrigo Plá. Habla de las nuevas idiosincrasias mexicanas con estos nuevos hábitos de vida, nuevas formas de la habitabilidad.

U: A mí todo esto me hace acordar a la novela La Peste, de Albert Camus.

S: Sí, exacto.

U: De pronto, parece que todo el mundo allá está siendo parte de una película...

S: Por eso todos andan filmando por ahí. Es verdad.

U: ¿Cuánta gente ha muerto ya?

S: Según la prensa, treinta…

U: A nosotros nos ha llegado que se acercan a cien… 

S: Puede ser. Es que nos mienten. Y es gracioso, porque, en el era de la información, los números afuera son grandes y acá pequeños. Todo evidencia el desorden que hay y a la vez todos pueden chequear internacionalmente lo que está pasando. Acá, como vivimos un gobierno de derecha, los números siempre son inexactos, pero los hospitales están colapsados de gente, inclusive piden que no lleguemos a ellos en lo posible.

U: ¿Y cuál es el panorama? ¿Les han dicho cuánto durará esto o todavía no se sabe nada?

S: Mis colegas sienten que, en cuanto a cifras, no se está contabilizando nada.

U: ¿Colegas de dónde?

S: De la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco… UAM-X es la sigla. Igualmente, dicen que, hasta el momento, el día miércoles 6 es comenzaría la ciudad a funcionar nuevamente.

U: ¿Y los medios cómo están tratando el tema?

S: Lo tratan con carácter científico, o sea, dicen que no corrás riesgos, que llevés siempre el tapabocas, seás higiénico, no recorrás la ciudad, no tomés transporte público… Aconsejan. 

U: Y a vos, ¿qué es en lo personal lo peor que te has vivido desde la aparición del virus?

S: El hermetismo de las personas, el miedo que está creciendo.

U: ¿Salís a la calle?

S: Desde hace cinco días, NO. Hoy pienso salir en la tarde un ratito a filmar.

U: ¿Y comida, tenés?

S: Sí, casualmente la semana pasada llenamos la heladera

U: ¿Y las calles están vacías realmente? ¿No ha habido saqueos, nada de eso?

S: No hay saqueos en general, porque acá todo tiene un policía en la puerta, con su tapabocas, claro.

U: Y su ametralladora...

S: Sí totalmente armado.

U: ¿Cómo se ve todo por la ventana..?

S: De por sí, esta es una ciudad nostálgica, pero ahora es apocalíptica

U: Me imagino que el daño económico que ocasiona la parálisis debe ser tremendo...

S: Imaginate, está todo paralizado.

U: ¿Y cómo están haciendo con los casos que van apareciendo? ¿Llaman y vienen médicos a la casa? ¿Hay ambulancias con equipos de médicos por todos lados?

S: Sí, existen en la calle servicios de ambulancias, pero los médicos llegan poco a domicilio, por lo menos los médicos del Estado. Acá, en general, todo es privado. En otras palabras, esto es un sálvese quien pueda.

U: ¿Te has comunicado con tu familia en Mendoza?

S: Sí, por suerte fluidamente. Ellos estaban preocupados y asustados. Quieren que me vaya…

U: ¿Y qué vas a hacer?

S: De acuerdo a los acontecimientos, voy a resolver. Si me dicen que es mejor salir a tiempo de una peste, espero no ser lo suficientemente necia para pensar que el último momento será el mejor.

U: Podés volver a Mendoza…

S: Si me voy, no sé si será a Mendoza... Me dicen que el dengue los tiene también desconcertados a ustedes. Lo mejor sería irse a vivir a la Luna. 

 

Opiniones (2)
21 de enero de 2018 | 08:14
3
ERROR
21 de enero de 2018 | 08:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. sandra sos hermosa, muy hermosa....., cuidate mucho y volvé pronto a Mendoza
    2
  2. SANDRA TANTOS AÑOS SIN VERTE , ME LLAMO DAVID BROZOVICH Y FUI TU COMPAÑERO EN EL VALENTIN BONETTI . YO VIVO EN ESPAÑA Y TE MANDO UN SALUDO MUY GRANDE Y CUIDATE . ME GUSTARIA TENER NOTICIAS TUYAS . CHAUUUU.
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos