Deportes
Michael Schumacher

"Nunca se puede descartar a Ferrari"

Ex piloto alemán, heptacampeón del mundo de Fórmula 1 y actual asesor de la escudería italiana.

El peor inicio de la temporada en 28 años no hace que el heptacampeón del mundo de Fórmula 1, Michael Schumacher, descarte de la pelea por el título en 2009 a la escudería Ferrari.

"Nunca se puede descartar a Ferrari", señaló en una entrevista con la agencia dpa el ex piloto alemán, asesor de la "scuderia", donde ganó de manera consecutiva cinco de sus siete títulos.

En los tres primeros Grandes Premios de la temporada ni el finlandés Kimi Raikkonen ni el brasileño Felipe Massa han sido capaces aún de puntuar.

En Ferrari, Schumacher consiguió sus éxitos junto al gurú Ross Brawn, que ahora está revolucionando la Fórmula 1 con su nuevo equipo, dominador del campeonato con el británico Jenson Button y el brasileño Rubens Barrichello. "Es lo más sorprendente que he visto nunca", dijo Schumacher, de 40 años.

El alemán también está disfrutando con el que muchos consideran como su sucesor, su joven compatriota de 21 años Sebastian Vettel, ganador el domingo en China: "Me alegra verlo cómo conquista el mundo de la Fórmula 1".

- ¿Cómo recibió las críticas en los medios por los errores tácticos de Ferrari en los primeros Grandes Premios, de los que se le hace a usted también responsable?

- El hecho es que tomamos decisiones equivocadas. Por mi parte fue también un error, de eso no hay duda. Una cosa es sentarse en el coche y poder observar las cosas y otra hacerlo desde los boxes. Hay otra imagen. No tengo ningún problema en que se me critique.

- ¿Cuándo tendrá motivos para festejar de nuevo Ferrari?

- Creo que hay que ser realistas y decir que en la situación actual deben darse muchos elementos para volver al podio. Pero está claro que trabajamos con todas nuestras fuerzas para regresar.

- Ferrari, McLaren-Mercedes, Renault y BMW-Sauber están detrás. Ahora mandan Red Bull y Brawn GP. ¿Hay una nueva jerarquía en la Fórmula 1?

- Por el momento sí. Se debe a distintas razones. Por un lado, los llamados equipos pequeños ya no son tan pequeños. Han construido estructuras que ya no se diferencian tanto de las de los equipos grandes. Por otro lado, decidieron muy pronto centrarse en este año. El pasado año estuvimos hasta el final envueltos en la pelea por el título. Y luego está ese difusor, al que tampoco se puede achacar todo. Todo eso junto da como resultado este momentáneo cambio de jerarquía.

- ¿Puede provocar esto que si no llegan pronto los resultados, Ferrari se centre en planificar la próxima temporada?

- Esa es una cuestión que debe hacerse en el momento adecuado. No sólo nosotros, sino equipos que están en la misma situación. Es importante porque por las nuevas normas están limitados el uso del túnel del viento y las simulaciones por ordenador. Eso reduce las posibilidades. En algún momento se debe reflexionar cómo se quiere actuar y adónde se quiere ir. Una de mis tareas como asesor será elegir una de las opciones.

- ¿Cómo es el ambiente en el equipo, hay frustración u optimismo?

- Eso es lo bonito de la Fórmula 1: no hay tiempo para la frustración. Siempre se mira hacia delante. Conocemos la situación, pero no abandonamos. Nunca en el pasado lo ha hecho Ferrari. Nunca se puede descartar a Ferrari. La situación ahora no es buena, pero las distancias no son tan grandes.

- ¿Es una cuestión de falta de tiempo que no asuma un papel más directo en Ferrari?

- Podría haber asumido el puesto de Jean Todt (ex jefe de equipo), pero ése no es mi asunto y el momento habría sido el equivocado. Y sobre todo, creo que Stefano (Domenicali) puede hacer ese trabajo mucho mejor.

Su contrato dura hasta final de año. ¿Hay ya señales de prolongar la relación?

- No, no hubo aún conversaciones al respecto. Hablaremos después del verano (boreal) sobre lo que tiene sentido y lo que no. Se debe contemplar desde los dos puntos de vista.

- ¿Le sorprende el éxito de Ross Brawn, con el que usted trabajó tanto tiempo, pese a que no se trata en realidad de un equipo nuevo?

- Hay que ver que el 'Know How' los últimos años lo financió Honda. Sobre esa base Ross ha construido todo. El nivel del equipo de Ross Brawn no se diferencia del de los equipos top.

- ¿Y qué dice sobre el propio Ross Brawn? 

- Ross es una persona a la que conozco extremadamente bien. Es un hombre fantástico que puede cubrir todos los frentes y todos con éxito. Lo que sorprende es el poco tiempo en el que ha logrado pasar de un motor Honda a un motor Mercedes. Esa fiabilidad que han mostrado desde el primer día de tests es lo más sorprendente que he visto nunca. Es lo que siempre desee en mi carrera, pero nunca funcionó.

- En el futuro, ¿serán las diferencias aún menores si se llega a un límite de presupuesto?

- Nadie puede prever qué pasará en lo que respecta al futuro y a las reglas. Eso me da un poco de pena. Se deben conocer los límites, hasta dónde se puede llegar y a qué atenerse.

- ¿Las medidas de ahorro son suficientes?

- Lo más importante es la continuidad y no hacer más cambios bajo la manta de la reducción de costes, porque cada cambio cuesta más dinero.

- Es posible que Alemania pierda su plaza en la Fórmula 1 por los problemas económicos de Hockenheim, ¿qué le parece?

- Sería una pena, pero es comprensible. La política de Bernie (Ecclestone) es comprensible desde su punto de vista. En el extranjero hay muchos países interesados en pagar sumas que no se pueden pagar en Europa. En esos países los gobiernos invierten para promocionar el país. En Europa no hay motivos para que el Estado financie un Gran Premio.

- ¿Son justos los pilotos unos con otros en la Fórmula 1?

- Diría que sí. Hay que atenerse a lo que permiten las normas. Como piloto del máximo nivel se debe llegar a un punto en el que hay que darse cuenta y decir: "Aquí está el límite".

- ¿Fue una de las recetas de su éxito?

- Quizás sí. Siempre fue muy duro, pero justo. Me pasaron factura por cosas que no estaban bien hechas. En definitiva, fui conocido por no haber conocido el perdón. Se puede ser amigo de alguien, pero en la pista se lucha duro. Después, nos podemos tomar una cerveza. Esa es mi postura, aunque no todos lo ven así.

- ¿Es Sebastian Vettel uno de esos pilotos duros en la pista y relajado fuera?

- Se debe esperar aún un poco. Sus maniobras agresivas aún no le han dado mucho. Su talento es indiscutible y sus maneras son sorprendentes. Es abierto y simpático. Me alegra verlo cómo conquista el mundo de la Fórmula 1.

- ¿Cómo ve sus posibilidades de ganar el título?

- Hay que decir de manera realista que tiene posibilidades. Creo que Red Bull puede evolucionar hasta ser favorito. Por contra, creo que en Brawn GP habrá ciertas limitaciones al final de la temporada porque su presupuesto no es el de los equipos top.
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 22:50
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 22:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho