"Con Cobos vamos a dar el golpe final al kirchnerismo"

Ernesto Sanz, senador nacional por Mendoza.

Es una de las figuras de la Convención Nacional de la UCR que concluyó en Mar del Plata, como un paso previo a las elecciones legislativas de junio. El debate del campo en la histórica sesión que concluyó en la madrugada, lo tuvo como uno de los oradores más destacados. Y, tras aquella bisagra, vio la posibilidad de que la figura más criticada -Julio Cobos- por los radicales volviera al partido de Alem para, según sus palabras, "dar el golpe final al kirchnerismo".

Ernesto Sanz es uno de los legisladores con mayor experiencia en las cámaras, ya sean en la Legislatura como en el Congreso, tras un paso intermedio en la intendencia de San Rafael, su departamento de origen. Ahora va como cabeza de fórmula para las elecciones del 28 de junio, en la que planea su segundo mandato consecutivo en la Cámara Alta.

- ¿Cómo se está llevando a cabo el proceso de construcción política con el ConFe?

- En la convención se va a avalar el acuerdo de Mendoza con el ConFe, pero no se le va dar entidad de organización nacional, aunque al avalar el acuerdo se está aceptándolo como aliado. Pero en el mapa nacional, el eje es la Coalición Cívica y el Partido Socialista. El acuerdo con el cobismo dependerá de cada distrito, no hay un acuerdo nacional.

- ¿Cuánto falta para la reunificación del partido?

- De uno a diez, estamos en siete. Los tres puntos que faltan son Corrientes, Río Negro, donde tienen un problema: un gobernador que no abandonó la Concertación, lo que genera una división para abajo. Y Santiago del Estero, donde está Zamora. 

-  ¿Qué papel juega Cobos en este proceso?

- Y… Cobos está con Arturo Colombi, pero Colombi está acá dentro. Ponerlo al ConFe al lado de la CC y del socialismo, no corresponde. Venimos construyendo desde hace tiempo con estas dos fuerzas. Pero en los próximos dos años, siendo él vicepresidente, vamos a tener que convivir con un delicado equilibrio. Lo de hoy –por el hecho de que Cobos no asistió por hacerse cargo de la presidencia en ausencia de Cristina Fernández de Kirchner, en la Cumbre de las Américas- marca eso. Todos respetamos la decisión institucional de no venir, porque no queremos que lo maten o le hagan una operación desde el Gobierno. Quiere preservarse, lo cual me parece bien.

- ¿Qué cambió en Ernesto Sanz que antes criticaba la partida de Julio Cobos a la Concertación kirchnerista a esta situación en que se espera su regreso?

- En mí, no cambió nada. Los que cambiaron fueron los otros. 

- Esa es una respuesta muy cobista…

- No, yo no cambié en nada en estos cuatros años. Ahora, los muchachos que se fueron para aliarse al kirchnerismo se cayó a pedazos. Entonces ellos son los que cambiaron la visión, y al darse cuenta de que aquello fracasó quieren volver. Ahora, la pregunta yo la haría de la siguiente manera: ¿por qué razón si fuiste tan duro antes, sos tan contemplativo ahora? Porque es lo que corresponde. Porque antes era un proceso de resistencia y no había que andar con medias tintas. Y ahora hay otro proceso de construcción, porque este es un partido de poder. Les abrimos las puertas porque hay que reconstruir al radicalismo para darle el golpe final al gobierno de Kirchner. Que no quepa la menor duda. Y no vamos solos, vamos con otras fuerzas también. 

- ¿Hay resistencia todavía a la vuelta de Cobos? 

- Hay para todos los gustos. Hay quienes lo bancan más y quienes lo bancan menos. Pero este es un proceso de construcción que va juntando voluntades y mayoría. Alfonsín, en 1972, adentro de este partido, era insultado y tildado de comunista. En el 83, se meaban a chorritos todos. ¿Cambió Alfonsín? No, cambió la realidad, cambiaron los entornos. El fallecimiento de Alfonsín ha valorizado y ha vigorizado, pero hay un proceso previo que comenzó con lo del debate campo y lo del voto a Cobos aquella fue un condimento mediático y simbólico importante. Lo de Alfonsín y de Cobos va a tener sustento si en el tiempo le agregamos madera. Detrás de estos símbolos, hay una estructura. El radicalismo es una organización política. Claro que cuando había liderazgo, con Alfonsín, no había problema, pero ahora como no lo tenemos, parece que necesitamos aferrarnos a símbolos. No lo veo así, tenemos una estructura política importante.

- ¿Cuál va a ser la estrategia electoral? ¿En qué temas van a hacer hincapié?

- Los candidatos a legisladores nacionales van a tener un mismo discurso en todos lados. Vamos a tratar de concienciar a la gente que es necesario meter legisladores opositores en el Congreso Nacional porque el cometido número de la política hoy es lograr equilibrio institucional en un país que lo ha perdido. Tenemos una agenda de diez puntos en donde nos comprometemos, si logramos la mayoría suficiente, a derogar los superpoderes y la ley que forma el Consejo de la Magistratura, a dictar una ley de acceso a la información pública, a establecer no una ley de coparticipación nacional –porque eso suena a verso- si no reglas de juego claras, previsibles y no discrecionales en la relación fiscal entre la Nación y las provincias. Y a fortalecer los organismos de control que Kirchner ha tirado abajo.

- ¿Y en materia de encuestas cómo están?    

- En Mendoza, estamos muy bien y con encuestas que pidió el oficialismo.
Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 08:35
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 08:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia