Fernando Rule

"Los mayores delincuentes son los que financiaron la tortura"

Miembro de la Asociación de Ex Presas y Presos Políticos de Mendoza.

Fernando Rule tiene 59 años y en días como el 24 de marzo recuerda qué diferente fue su destino respecto del de sus compañeros de celda. Este mendocino, que fue torturado y secuestrado, es quien sigue levantando la bandera de los derechos humanos como hiciera hace más de treinta años. Pero, ahora, la motivación es mayor porque él sobrevivió a lo que tantos argentinos no escaparon: la dictadura militar.

Como miembro de la Asociación de Ex Presas y Presos Políticos de Mendoza y por su testimonio de vida, Rule fue quien dio el discurso inicial en el acto que se celebró este martes en la Penitenciaría de Boulogne Sur Mer. Allí se descubrió una placa en homenaje a Santiago Illa y Miguel Ángel Gil, dos presos políticos alojados en el penal que en 1976 funcionó como centro clandestino de detención.


Tal como expresó en su discurso, Rule aprendió de sus compañeros lecciones que lo ayudaron a sobrevir. Por ejemplo, recordó cuando Illa arribó al pabellón 11 –donde estaría sólo unas semanas- con estas palabras: “A pesar de todo, llegó lastimado, pero sonriendo”. Y habló de Gil como “un negro de fierro”, pues siendo consciente de que podía perder la vida por esta causa, siguió adelante.

Aquellos recuerdos son hoy para Rulé guías para seguir luchando y enseñar lo que el pueblo argentino no tiene que volver a vivir. Sobre todo, para que los jóvenes hagan un país distinto, teniendo en cuenta que por más cruda que sea –para este hombre-“la verdad duele menos que la mentira”.

- ¿Qué opina de este reconocimiento a sus compañeros? Especialmente, teniendo en cuenta la carga emocional que tiene este lugar para usted.

- Es una reivindicación… que la sociedad y el Estado –en nombre de la sociedad- reivindique a los compañeros, a los patriotas que lucharon y pasaron por aquí. Algunos de los cuales, como Santiago Illa y Miguel Ángel Gil, dejaron su vida en esta cárcel. Para nosotros es, no digo motivo de orgullo, un hito de que la batalla cultural –en algunos aspectos- la vamos ganando. Esto significa que el pueblo está reivindicando a sus patriotas.

- ¿Y en lo personal qué significa, para usted que pudo salir, corrió una suerte diferente, pero que lo vivió desde adentro?

- Para mí es una obligación volver aquí para recordar a aquellos compañeros; fundamentalmente, de cara a la sociedad, de cara al pueblo mendocino. Hay una frase que ayer leí y me parece muy interesante: “No tenemos razón porque hayamos estado presos, pero sabemos que estuvimos presos porque tuvimos razón”.

- ¿Y para los que creen que ustedes no tuvieron razón?

- Independientemente de las diferentes líneas políticas que tuvimos en aquella época, algunas de las cuales merecen su autocrítica –y lo digo personalmente-, la nobleza de los ideales que levantaba la juventud, el pueblo argentino de aquellos días, en cierta manera, nos absuelve de los errores políticos cometidos.

- ¿Qué le parece el interés del Estado en identificar lugares que estuvieron vinculados con la tortura y desaparición de personas durante la dictadura?

- Marcar este lugar como uno de los centros clandestinos de detención implica recuperar una parte de la historia, de la memoria que quiere ser tapada por los enemigos del pueblo. Que hoy el Estado asuma esa reivindicación, esa recuperación de la memoria, para nosotros, es el fruto de treinta y tantos años de lucha del pueblo argentino.

- ¿Cuál es el mensaje para esta generación que no lo vivió, pero que se une a esta causa?

- Soy muy optimista. No creo que la juventud esté pegada a Tinelli. Creo que hay una gran cantidad de jóvenes que, lo fomenta por cuenta propia o por haberlo sufrido en su familia, siente que es necesario recordar a los argentinos que lucharon contra el terrorismo desde el Estado, ejercido en esta cárcel, para que no vuelva a suceder, para construir un país con más igualdad. Un país en el que no haya tantos chicos en la miseria, muchos de los cuales están aquí presos porque no encontraron otra salida que la delincuencia y el abandono. Los nuevos muchachos tienen que saber que los mayores delincuentes no están presos y son los que financiaron la tortura y se hicieron ricos con la sangre de otros argentinos.

- Una enseñanza que le dejó el tiempo que estuvo preso y viendo tantas muertes a su alrededor.

- Se aprende… Tenés razón. Es buena la pregunta. Se aprende porque la solidaridad, la organización entre nosotros y la dificultosa comunicación con la solidaridad del pueblo, a través de familiares, de organismos de Derechos Humanos y aun de militantes políticos que no se aliaron a la dictadura, nos salvó. Ese es el mejor recuerdo: haber trabajado juntos y habernos educado para aprender a resistir. Los sobrevivientes tenemos la obligación de transmitir estas enseñanzas y manifestar nuestras esperanzas de que esos conceptos como solidaridad colectiva –pues nadie se salva solo- sigan vigentes.
Opiniones (7)
18 de noviembre de 2017 | 12:54
8
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 12:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El Sr. Miguel Angel Gil no es desaparecido como dijo el Sr. Rule. Fua matado por ser participe del asesinato del custodio de la Comisaria 1 en calle Godoy Cruz, y su cadaver entregado a la familia.- No es DESAPARECIDO
    7
  2. La tragedia de los 70 tuvo dos caras, dos protagonistas. Los terroristas que mataban a los que ellos consideraban que debían estar muertos (y a algún otro si andaba cerca) y la bárbara respuesta militar pedida a los gritos por muchos políticos de aquella época, algunos de los cuáles todavía garronean del estado y de casi todos los partidos políticos. Este señor, naturalmente, habla de ideales de aquella juventud pero sin mencionar que muchos de esos "idealistas" te hacían volar en pedazos o te dejaban hecho un colador a tiros para lograrlo. Ambos fueron unos animales porque las ideas no se imponen a palos.
    6
  3. Y a la gente del PJ y de otros partidos de Izquierda, se suben al avión presidencial y viajan a Cuba o a otros destinos internacionales, usan "pases" para viajar en avión en vuelos locales y usan los autos del gobierno para diferentes usos personales, manejados por "troscos" unidos a la causa roja!!! Y lo que más lástima me da, es que como no tuvimos un Pinochet!! Alla en Chile si que es un recuerdo"la izquierda revolucionaria" Que envidia!!!
    5
  4. ha sido una colaboración sistemática en cada gobierno militar. gracias a la irregularidad constitucional fueron intendentes, gobernadores y ministros. Inclusive en la guerra de malvinas ( año 1982 ) tuvieron al ministro de defensa, el miembro del PD Amadeo Frúgoli en el gobierno. No puden hacer mea culpa, porque para ellos fue y será un orgullo.
    4
  5. a la gente del PD, que siempre brindó su apoyo a los gobiernos de facto prestándoles funcionarios en mza y en la nación. Entre ellos Cejuela, Frugoli, Aguinaga y otros tantos. Hasta hoy no han dado muestra de reflexión alguna, eso se debe a que los jovencitos del PD, iban a la escuela con chofer miliquito y en auto oficial, porque el papi o el tío eran funcionarios de facto en década oscura.
    3
  6. En la Argentina paresiera que solo se pude hacer historia desde 1976. Tamaña averración historica. Recordemos que nuestro pais estuvo entre los juegos de la guerra fria, fuimos parte, y todo comenzo muchos años atras. Es mas los años duros no fueron la decada del 70 sino lamismicima decada de 50 cuando un Gral precidente de la la Nacion envio a su Señora esposa a comprar Pistolas Ametralladoras a Holanda, las que "la Señora" se las suministro a la " Alianza Livertadora NAcionalista" ( grupo tipo Gestapo) que limpiaba( mataba) a la contra. No seamos ipocritas el Extremismo Politico tiene padres.
    2
  7. Que la represión, el secuestro, tortura, muerte y demás delitos cometidos por la Dictadura Militar no tienen atenuantes ni justificativo es una verdad total, sin discusión. Que hubo inocentes entre esos desaparecidos, es también totalmente cierto, y que aún aquellos que eran terroristas merecían ser juzgados y condenados de acuerdo a derecho, no lo es menos. Por eso creo que tratar de "patriotas" a los terroristas es por lo menos apología del delito. Los terroristas debieron ser juzgados y condenados por sus delitos. No son héroes, ni patriotas. Son terroristas. Cualquier víctima de los subversivos tiene tanto derecho a exigir justicia como las víctimas de la dictadura. Asumiendo nuestra historia como fue, sin "ojos tuertos" que vean solo la izquierda o la derecha de la cuestión, alcanzaremos un futuro sin odios ni rencores.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia