Silvia Ruggeri

"Posiblemente, nuestra falla esté en la comunicación masiva"

Ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad.

Trabajadora compulsiva, así se define en un momento de la entrevista Silvia Ruggeri, ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad de Mendoza, en un alto de su trabajo, esta vez, en el departamento de Lavalle.

Y es verdad. Aquellos que conocen de la trayectoria de Silvia Ruggeri en el ámbito social saben que ella, a diferencia de otros colegas ministros, se preparó desde hace años para ocupar el cargo que ocupa. Por eso, no debe llamar la atención que sea, tal vez, la mejor ministro con que cuenta el desparejo gabinete de Celso Jaque.

Definirse como una gran trabajadora no es suficiente. A esta evidencia probada debemos sumar que tiene formación técnica, por lo cual, sabe de qué se trata su trabajo y no es de andar “guitarreando”, cuando se le hace una pregunta. Tal vez, en medio de tanta confusa polvareda que ha levantado esta gestión, deberemos esperar que, una vez que se disipe, quede ahí parada, salvando mucho más que la ropa, Silvia Ruggeri y no muchos más. Hablemos con ella, entonces, hecha las aclaraciones del saldo favorable con que cuenta y que a sus costados el paisaje se parece a la desolación.

Silvia Ruggeri y Celso Jaque.

- ¿Para qué sirve llevar el trabajo a los departamentos, tal como hace Jaque?

- Para aportar en lo concreto. Los problemas son complejos y las soluciones también son complejas. Por eso, es importante salir a conocerlos y trabajar en equipo, involucrar a los funcionarios directamente. Es notable comprobar como cada acción puede someterse a la acción de distintos ministerios, los municipios, las organizaciones...

- Está bien, pero no debiera ser necesario que el gobernador en persona y sus ministros resolvieran problemas menores como los que resuelven cuando visitan los departamentos…

- Pero este nivel de diálogo lo tenemos de manera permanente. Es una metodología de trabajo para ver qué puede aportar cada uno. Esta reuniones son importantes y son síntesis de trabajos que ya se vienen desarrollando.

- ¿Y cuál es el diagnóstico que tiene del estado de la provincia?

- En general, mi diagnóstico es bueno. Hay muchas situaciones puntuales dadas en contextos puntuales, pero, en general, en lo social, la provincia está bien. Noto que hay una dinámica general. 

- ¿Le parece?

- Sí, en lo general. Después, hay particularidades, incluso geográficas, que determinan problemas, pero incluso los problemas son distintos en las regiones. En algunos departamentos, aunque parezca extraño, la seguridad no está entre los temas principales.

- ¿Y usted está satisfecha con su trabajo en cuanto a políticas de contención social?

- Sí. Hay algo importante que destacar: no hay ningún lugar de la provincia al que no lleguemos con nuestra labor. Esta era una de las primeras expectativas: no dejar espacio geográfico sin cubrir por alguna vía. Puede haber alguna desatención puntual, pero hay una política social y un trabajo permanente con las organizaciones de la sociedad civil.


El enojo


- Ministra, usted pinta un panorama bárbaro, sin embargo, a pesar de lo que dice, hay un descontento en la gente que no se puede negar, ¿en qué cree usted que está fundamentado el enojo?

- En estas cosas influyen muchas variables, que no tienen sólo que ver con el tema de lo que a cada uno vive. En esto, está claro que hay una preocupación que está por encima de todas las demás:  la inseguridad. Y que esta preocupación de todos es más evidente en el Gran Mendoza. A esto sumemos que nos cuesta mucho dialogar. Todos tenemos problemas como sociedad y muchas veces los conflictos los resolvemos de manera violenta e inmediata. Cuesta mucho planificar a mediano y largo plazo las soluciones a los problemas más complejos, esos que requieren de tiempo y son los más importantes para los mendocinos. La verdad es que, aunque todavía hay predisposición al diálogo, la gente ya no tiene tanta paciencia. No obstante, el diálogo permanece: el Acuerdo Social por los Mendocinos y el Acuerdo Social por la Educación y el proceso para construir una política social pública que llevamos adelante, me lo demuestran. 

- ¿Y cómo explica el descontento que hay con esta gestión?

- Hay descontento, es cierto, pero también hay desinformación. Hay muchas estrategias de trabajo y canales que no se muestran o no son conocidos y hay ámbitos de participación en los que no participan todos. Estamos fallando en la comunicación y a esto hay que sumar una cuota de desinformación general a la hora de decir si estamos trabajando bien, regular o mal. Y la desinformación siempre está asociada a la inmediatez.

- Sin embargo, no pasa así con todos los ministerios. El que usted conduce, sin tener una política de comunicación eficaz, se nota que trabaja bien y que está donde tiene que estar, pero no pasa lo mismo con otros…

- Es posible que sea así. Es posible que tengamos un problema de comunicación concreto. Yo igualmente apuesto a la comunicación cara a cara, más allá de lo masivo, y entonces encuentro que es difícil cuando se trata de masificar. A nosotros nos sirve mucho el cara a cara que se replica. Nos interesa que la gente conozca qué tipo de servicios podemos ofrecerles y qué estrategias de trabajo podemos elaborar en conjunto. Posiblemente, nuestra falla esté en la comunicación masiva.

- Y eso que gastan fortunas en comunicación…

- Eso no lo sé.




Manejos políticos


- ¿Cómo tienen estructurada al ayuda social directa, para evitar escándalos como el de los Vale Más?

- Hemos desarrollado un sistema de información muy exhaustivo. Nosotros, antes de decidir una transferencia monetaria, tenemos un sistema de información propio muy depurado para saber si esa persona tiene la situación socio-económica que dice tener. Además, vamos al lugar donde la gente vive, estamos donde hay que estar.

- Está bien, pero, ¿hay también un control del reparto, sobre todo, ahora, en tiempos electorales?

- Por supuesto. Mire: hemos asociado al sistema de información la cédula escolar, que no lo tenía. Y creamos una Dirección de Control y Fiscalización que tiene sus brazos ejecutores en profesionales. Y también hemos fomentado el control comunitario para saber si la ayuda le llega a quien efectivamente lo necesita. Hay una metodología eficaz, y no digo que pueda haber algún caso puntual de inclusión o exclusión, pero esto está minimizado. Y todos los meses corroboramos que la situación de la persona no se haya modificado.

- Entonces, ¿garantiza que está controlada la situación?

- Sí, está controlada.

- ¿Eso significa que garantiza que no hay un manejo político del asunto?

- Sí, esto está descontado. Y no tiene tanto que ver con que si el servicio va destinado a quien tiene que ir. Nuestra metodología no está orientada al hecho de que alguien lo reciba, porque esto no soluciona el problema. Nosotros trabajamos mucho con las familias, pero la idea es que las familias vayan superando la situación de vulnerabilidad social.

- Y los intendentes, ¿cómo están trabajando?

- Muy bien. Nosotros convenimos con ellos líneas de acción. Los equipos técnicos municipales son muy buenos y hemos podido construir una mirada social. Están consustanciados con la meta, que es ir gradualmente superando las situaciones de vulnerabilidad social.

- A ver, ministra, está toda la provincia controlada, todos trabajan bien y en equipo, no hay manejo político de los fondos, los intendentes son bárbaros… ¿es el paraíso?

- No, no estamos en el paraíso ni mucho menos. Es más: no olvidemos que cuando hay crisis, la más afectada es la política social. No estamos en situación ideal ni mucho menos. Creo que mientras sigan estos porcentajes de pobreza, la situación no será ideal. Lo que sí creo, es que hemos iniciado un camino. Tenemos muchos mendocinos con el tícket alimentario que tienen que salir de esa situación.

- Ahora es más realista…

- A ver: si uno entiende que está todo bien porque tiene muchos recursos para solucionar problemas concretos de necesidades básicas, es poco ambicioso y poco satisfactorio. Hay que tener la meta de que esas situaciones se vayan mejorando. Si nosotros el año que viene seguimos teniendo las mismas personas con el mismo ticket electrónico, entonces es porque nosotros estamos haciendo las cosas mal.


El gabinete


- Disculpe esta pregunta, porque debe ser difícil de responder, ¿qué opina de el gabinete de Celso Jaque?

- Yo trabajo mucho con el resto del gabinete y no podría hacer lo que hago sin el apoyo del resto de las áreas. Yo trabajo con todos los ministros.

- Entonces, trabajan bien…

- Y con muchas dificultades, porque hay una cultura en el Estado de funcionar como espacios estancados. Es difícil articular, porque interviene toda la estructura ministerial y lo mismo con los municipios y las organizaciones.

- ¿Cuál es el índice de pobreza en Mendoza?

- Según el índice de NBI (necesidades básicas insatisfechas) está en el 12%, pero no es el único índice. De ese porcentaje, el 5% es de indigentes.

- Entonces, ¡estamos en el Primer Mundo!

- No, pero… Bueno, habrá que ver cómo queda el Primer Mundo ahora, después de la crisis… La verdad es que hay distintos sistemas de medición y distintos resultados. Los mejores son los que combinan variables. 

- Da la impresión de que, a diferencia de la mayoría del gabinete de Jaque, Silvia Ruggeri se preparó para ser ministra, una realidad muy poco difundida en la actual gestión; ¿asume que estaba preparada para este rol?

- Yo me preparé durante muchos años, no para ser ministra, sino para trabajar en política social. Creo que, desde lo técnico, desde el ámbito académico y el territorio en concreto, tengo los elementos para llevar adelante la tarea. Confío en mí y en las capacidades que otros me han trasladado y yo hice propias. Igualmente, no me creo fantástica ni mucho menos.

- ¿Puede resumir los ejes de su gestión?

- Sí: la educación, el trabajo, la familia y la participación social.




Celso, el tímido


- ¿Qué es lo que más le gusta y lo que más le disgusta de Celso Jaque?

- Me gusta la mirada sumamente integral que tiene de la realidad. No sólo está preocupado por el aquí y el ahora, sino que mira hacia adelante. Trata de ir previniendo lo que se viene. Es muy sensible a los problemas de la gente y muy trabajador. Y también es una persona muy formada y sencilla.

- Impresionante, ¡es un dechado de virtudes..!

- En cuanto a lo que no me gusta de él, no sé… Creo que es muy tímido. Es muy respetuoso y eso lo hace caer en la timidez.

- Ministra, parece esas respuestas de las reinas de la vendimia: cuando les preguntan cuál es el peor defecto que tienen, ellas responden “soy muy sincera”…

- Claro, entiendo, definen el defecto por una virtud, pero vuelvo a lo mismo: Jaque es tímido.

- Y si es tan completo, ¿por qué lo silbaron en el teatro griego?

- No creo que sea la primera vez ni la última que un político recibe una silbatina. Ya ha ocurrido en otras oportunidades con otros políticos. Esto está asociado con las expectativas de resolución inmediata para temas que son estructurales y a la desinformación y mala comunicación. Y también al malhumor social y la intolerancia, que los hay y que uno los ve en todos lados. 

- Y a una fractura real entre el político y la gente…

- Sí, se ha roto el vínculo entre uno, que está tratando de hacer las cosas bien y otros, que son los destinatarios de estas acciones.

- Entonces, tienen mucho trabajo por delante.

- No le quepa la menor duda.

 

Opiniones (20)
14 de diciembre de 2017 | 23:45
21
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. PORQUE NO HABLAN DE LA DINAF QUE TIENE AL FUNES CON UN ROJO DE 2 MILLONES Y NADIE DICE NADA NOMBRO EN PLANTA PERMANENTE A UN SOBRINO Y A OTROS 8 PUNTEROS POLITICOS
    20
  2. Si es tan prolija la gestion por que no aclara los escandalos del sr Funes en la Dinaf que tiene un rojo en el presupuesto de dos millones de pesos .con el tiempo el Tribunal de Cuentas se va hacer la fiesta con la dinaf van a terminar en la justicia como la Gottusso y Cia todos los funcionarios y el Funes entre rejas
    19
  3. Primero quisiera que me describiera al menos dos o tres HECHOS CONCRETOS que surgieron del pacto social y educativo (a varios meses de su firma) Segundo: ¿Mirada a largo plazo...Escucha a la gente??? ¿A qué otro gobernador silbaron? La sra. Ruggeri no es culpable, pero las explicaciones sobre virtudes que nuestro Sr. Gobernador no tiene, no ayudan en nada. SEÑORA su gestión puede ser buena (o no, no lo sé), pero no se sume a las mentiras, eso no la ayuda a Ud. ni a mi amada Mendoza.
    18
  4. LO QUE DICE ESTA SEÑORA ES PARA JUSTIFICAR LA INUTILIDAD DE JAQUE Y SUS MINISTROS. UNA GESTIÓN HORRIBLE NO LA COMUNICA BIEN NI AGULLA EN SOCIEDAD CON EL NOVIO DE SHAKIRA.
    17
  5. A repartir alpargatas le llamarán política social. Este gobierno es malo parejo y eso incluye a este Ministerio. Hasta se han dado el lujo muchos de estos funcionarios de veranear en centroamérica durante estas vacaciones, pregúntenle a Patricia Di Cataldo que tal la vida desde esa parte del planeta.
    16
  6. Para laburar en mdz, la verdad es que estás bastante desinformado. Todo lo afirmado por tatita es cierto, basta con mirar los listados de beneficiarios de maipú desde el 2000 al 2005. Lo que deberías hacer juance es darte una vueltita por la justicia penal y observar los numeros testimonios de personas que aparecían en los listados de ese municipio y a los que no les llegaba el importe que figuraba en los papeles. Por otro lado ese ministerio hace agua en las áreas del tercer sector y de la mujer, inacción total. Para no hablar de los escándalos en la Dinaf de funes o en el área de juventud de guirín y la que lo sucedió, DESASTRE.
    15
  7. SALVEMOS A MENDOZA NOS GOBIERNA EL MAL
    14
  8. Tatita vos deber haber sido participe de ese festin entonces y me imagino que debes tener pruebas de todo lo que tenes como para dar nombres...jajaja No podes ni hablar!!! No tenes idea de lo que estas diciendo.Hablas para hacerte el opositor, pero no sabes q decir..que sabra el chancho de aviones si nunca levanto el cogote.
    13
  9. Esta mujer no tiene entidad moral para hablar de los vale más, fue muy fructífera y estrecha la relación entre Ana María, los hermanos Bermejo, Bianchinelli, Erwin Cersócimo, LLobel y Ruggieri. Gotusso ministra y Ruggieri Directora de Acción Social de Maipú, se hicieron un festín con los papeles.
    12
  10. Debo decir que como se dice en la nota, es la única 100% preparada para ser ministra, el resto estan aprendiendo o improvisando. Conozco del trabajo que se viene desempeñando y la Lic. Ruggeri no es ninguna improvisada y labura las 24 hs. del día...no es como otros funcionarios que ponen la caripela y listo, ella se arremanga y va a laburar...y seriamente con fundamentos, sin improvisar.
    11
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho