Carlos Santana

"Soy como la Madre Teresa"

El genial guitarrista habló de todo y dejó abierta la polémica.

Mencionar a Carlos Santana es hablar de uno de los músicos más influyentes del planeta. Dueño de un talento increíble, su carrera musical le permitió ganar nada menos que diez premios Grammy y ser uno de los hombres más admirados del mundo.

Ese Santana, tan grande en los números, es muy simple y sencillo a la hora de hablar y mucho más afectuoso se muestra si los que escuchan se dejan llevar por esa palabra tan ligada a Dios, que en los últimos tiempos viene celebrando cada vez de manera más intensa y afectuosa.

Santana habla con una gracia particular y, cada tanto, alza sus ojos al cielo, en señal de alabanza.

En el pasado Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar tuvo en encuentro con los periodistas y sus declaraciones son para despertar polémica.

Pero, minutos antes, había logrado conmover a quince mil almas que disfrutaron como pocas veces se hace la propuesta de un músico que sabe muy bien lo que quiere.

-¿Este recital que ofreció en Chile es distinto a otros?
-Cada concierto que hago es diferente porque todos somos diferentes. No hay una sola huella digital idéntica, no hay ciudades iguales, no hay personas iguales y es por eso que nosotros no hacemos ningún concierto igual al otro.

-¿Cómo se sintió por este lado del mundo?
-Es un placer y un honor estar en esta parte de América Latina, porque es aquí adonde yo encuentro más hermanos. Pero también es necesario que sepan que vengo con un mensaje y es pedirle que estemos más unidos. Los latinos estamos empezando a ganar espacios y eso es muy necesario. Así como mis hermanos africanos ganaron ese espacio con Barack Obama en Estados Unidos también les tiene que suceder a los latinos, que son los que trabajan más duro en el país del Norte, son los que llevan todo adelante y es sumamente necesario que vayan ganando su espacio. Pero eso se logra sólo con la unión de todos los pueblos. Y hay una forma muy concreta de poder crecer como pueblos y es invirtiendo en una buena educación. Con la educación se puede terminar con la violencia, con la marginalidad y se puede lograr que un pueblo crezca. En este mundo hay dos cosas fundamentales: amor y paz y miedo. El miedo es muy caro, cuesta mucho dinero y si no pregúntenle a George Bush cuanto le salió ese miedo.

-Entonces llega como un mensajero…
-Cuando vengo a Latinoamérica no vengo a promocionar ni a Santana ni a Coca Cola ni a Pepsi sino que vengo a promover que haya más luz, la luz que está en tu corazón y en el mío, la que nos permite seguir adelante a pesar de los golpes.

-¿Porqué este Santana tan espiritual?
-Porque yo me considero igual a la Madre Teresa, porque vengo a curar a la gente y lo hago a través de la música. Mucha gente en este mundo no es feliz porque nadie le ha dado otra alternativa. Hay mucho miedo, muchas excusas para seguir siendo un triste y yo utilizo mi música para mover esas moléculas que te permiten recordar que venimos de la luz. Estamos en esta vida con una misión que es la de participar y no visitar. Por eso, mi gran sueño es poder ver que hay paz en todo el mundo.

-Entonces, se está ganando el cielo…
-No tienes que morirte para irte al cielo. El cielo no es una condición ni un destino no es una cosa que puedes ganar o estudiar. Nosotros estamos adoctrinados para pensar que somos pecadores y la verdad es que Dios no ve pecados, no ve errores que uno mismo tiene que remendar y reparar. Dios es puro, inocente, es la perfección y nos hizo a su imagen. Por eso, y pido permiso para hacerlo, creo que es necesario hacer a un lado la doctrina de los católicos y de otras religiones, quiero hacer a un lado la política y la religión y que haya mas equidad, mas compasión.

-Estas palabras pueden despertar polémica…
-La política y la religión es el mismo comercio. El Papa y su institución valen tres trillones de dólares Con esa plata puedes alimentar al mundo por cien años en el nombre de Jesucristo. Y la verdad es que a Jesucristo no le interesa saber si hay imágenes suyas en este mundo pintadas de oro. Lo que a él le importa es que le demos de comer a la gente acá, en África, en Sudamérica y en donde hay un pobre. No estoy contra el Papa pero quiero que todos seamos una misma familia. El Papa tiene que hacer lo que hacía San Francisco de Asís, o la Madre Teresa. El dinero no se lo van a llevar porque llegamos encuerados y nos vamos encuerados.

-Otra de las cosas en las que está marcando tendencia es en la forma de hablar de la mujer.
-Quiero que la mujer sea igual tratada en todo aspecto que el hombre. Hay muchos lugares en este planeta donde las mujeres pueden cambiarse por leña o por un chivo y hay que tener en cuenta que las mujeres no son propiedad de nadie. Son compañeras de luz.

-¿Siempre pensó que usted podía ser un mensajero de la paz?
-Mi madre siempre me dijo que, desde cuando estaba en la cuna era un cristalino. Y eso se terminó dando así porque no quise abrazar banderas ni patriotismo. Soy como un cristal al que le pega la luz y salen todos los colores. Me identifico con el agua, con el aire y la única bandera que tengo es conservar el corazón de la humanidad.

-Usted ha vivido experiencias muy fuertes en lo referente a su carrera musical. ¿Cuál destacaría?
-Tocar en Woodstock fue una puerta muy grande adonde entramos quinientas mil personas. Para mi fue algo muy grande porque de repente; yo era un niño que estaba en la escuela y abrí los ojos y estaba al lado de Jimi Hendrix. Siempre soñé en grande, desde chiquito. El ultimo día de clases que tuve, mis maestras me preguntaron: “Oye Santana, y tu, ¿qué vas a hacer?” y les dije que iba  tocar la guitarra con Jimi Hendrix, con BB King… y me dijeron que estaba loco. Y terminó siendo así. Prefiero soñar a lo grande, siempre.

-¿A quien le debe ese talento y esa pasión por la música?
-A mi madre, a mi padre pero por sobre todas las cosas a Dios, que para mi es más importante que el aire de mis pulmones. Dios no es fantasilandia sino que es muy real Siento que estamos rodeados de ángeles que son sus enviados y que tienen como misión pasarle nuestros pedidos. Si tus intenciones son buenas, Dios te da todo, te abre la puerta, te da un ticket abierto para viajar adonde quieras. Por eso invito a todos a que empecemos a usar más la fe, que es una sustancia que no se ve pero que es muy fuerte.

-¿Se siente un músico distinto a los demás?
-Tengo 61 años y toda mi vida he tocado música. Pero soy distinto porque yo no salgo ni a competir ni a comparar. Yo me presento a complementar los corazones y los ojos de la gente porque es ahí donde esta la luz.

-¿Por las cosas que ha dicho se podría preguntar si se define como el evangelizador de la música?
-Yo no creo en mi propia historia, porque cuando crees que eso está sucediendo, te jodes. Yo no tengo historia. Todos los días me levanto y digo “soy un niño de Dios y que se haga tu voluntad”. Yo no me veo como el rey del rock o algo así. Es más, no dejo que nadie me ponga un rótulo. La gente es como las flores y yo soy la manguera que los riego. Yo no represento a ninguna nación, represento a todas y por eso hoy, en este concierto, nadie quedó atrás. No tengo limitaciones, solo mi miedo me limita. Se que estoy en condiciones y con ganas de tocar con Yo yo ma, Shakira, Juanes, Andrea Bocelli y lo voy a hacer porque no me limito. Si empiezo a creer lo que la gente dice de mí, me jodí.

-¿Hasta que punto la musica es un buen vehiculo para transmitir esa espiritualidad de la habla?
-Con humildad y honor tengo que decir que soy igual a John Lennon, Bob Dylan, Bob Marley, Miles Davis, Jimi Hendrix, John Coltraine… Soy igual que ellos porque quiero lo mismo que querían ellos: utilizar la música para hacer a un lado las fronteras, las banderas. No usamos a la música para vender Coca Cola o Pepsi, la usamos para humanizar la raza humana y mostrar la gracia de Dios.

-¿Qué lo desvela?
-Sueño con tocar en la Copa del Mundo de Sudáfrica. Sueño tocar en el medio de la cancha, rodeados con tambores africanos, japoneses, brasileños. Ese es un buen desafío.

Opiniones (1)
19 de noviembre de 2017 | 15:25
2
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 15:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Son las palabras que se me ocurren para definir a Carlos Santana. Un artista y mejor ser humano que ha sabido b rillar con energía propia (y no con la que le dan las luminarias y "devoluciones" de favores mediáticos). Es un grande como solamente pudieron serlo aquellos que él mismo nombra en el reportaje y otros que podríamos agregar nosotros: Atahualpa, Falú, Chango Rodriguez, por referirme a músicos solamente. Gracias MDZol, siempre aciertan con estos reportajes.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia