Carlos Ciurca, Ministro de Seguridad

"Hay que denunciar quién vende droga, armas, quién roba"

El ministro intenta explicar el momento violento que vive Mendoza, y qué hace el gobierno para frenar la ola.

Carlos Ciurca está solo frente a un problema enorme, que desborda y angustia, que da miedo, que hace que la gente se sienta vulnerable ante los delincuentes. El “Plan de seguridad” es él, un grupo de funcionarios incondicionales, y el empeño que le pone el Ministro de Seguridad de la provincia para poner la cara, subirse a los zapatos de las víctimas, y llevar adelante un puñado de estrategias básicas que no alcanzan a conformar un plan, y mucho menos una política de Estado de la que participen otros partidos o la sociedad en su conjunto.

Carlos Ciurca está solo y sin red, en una provincia en la que se cometen de 20 a 30 asaltos por día, según las cifras del propio ministerio. El resto del gobierno, salvo alguna excepción, pareciera mirar de reojo lo que sucede en la zona más caliente de la administración pública, la que tiene que ver con la vida y los bienes de las personas. Ciurca lo sabe. Y en unas cuantas respuestas se puede intuir qué pasa por la cabeza del ministro cuando la gente dice “tenemos miedo”, o cuando el familiar de alguna de las tantas víctimas, de algún muerto por violencia, injusticia, o porque sí; lo insulta desde arriba hasta abajo con el alma arrasada de dolor.

Igual, Ciurca trata de hacer algo, aunque sabe que ni remotamente alcanza para darles a los mendocinos la seguridad que están reclamando. Es como vaciar el mar con una cucharita. Eso sí, tiene la tranquilidad de que está poniendo todo cuanto tiene a su alcance. El día que deje el ministerio, podrán decirse muchas cosas del lasherino. Salvo una: Que no hizo el esfuerzo.

La inseguridad, sabemos, es multicausal. No es culpa de un ministro o dos, ni siquiera de un gobierno. Pero sin un plan, sin estrategias de contención social de la más urgente, y sin todos los medios logísticos, económicos, y de formación para la policía; es imposible resolver nada. Y Ciurca, como su gabinete, lo sabe.

En una entrevista con el ministro de Seguridad, se puede intuir cómo ve el gobierno el flagelo que hoy aterra a los mendocinos. Se puede ver qué se hace, y qué no, y por qué la falta de acción del gobernador en este tema, ha confinado a Ciurca a ser una especie de “jefe de policía civil” y “secretario de relaciones con la comunidad”, en lugar de un ministro.

Luego de leer esta nota, cada uno podrá sacar sus conclusiones. Lo que sigue, es Ciurca “sin edición”, el hombre sobre cuyas espaldas hemos cargado el peso de aguantar el peor drama social de los últimos años.

-El dato más llamativo de los últimos asaltos es la extrema violencia. De la larga veintena de muertes… ¿Cuántas son exclusivamente de delitos?

-Tres. La primera fue la del empleado municipal asesinado en la Sociedad Española de Maipú. La banda entró y él estaba en el baño. Redujeron a todos. Camino del baño a la sala de juego se lo encontraron y lo mataron, no se sabe si ahí mismo o en los sanitarios, donde apareció. A partir de allí se hizo toda una investigación y se detuvo de manera casi inmediata al que manejaba el auto. En pocas horas hubo cinco detenidos más. Los reconocieron a todos. El 13 de enero, mataron a un hombre para robarle la bicicleta. Lo asesinaron a plena luz del día, hubo dos pedidos de captura, el asesino vive a 70 metros del lugar del crimen. Desde nuestro punto de vista está esclarecido. Y ocurrió, claro, la violación y asesinato de Liliam Gómez…

-Más allá de la estadística, y de los motivos, la gente se mata igual… ¿Cómo convive usted con la sensación de miedo de la gente, con esto de dar la cara, de ir a los sitios donde se produjo un delito?

-Con la preocupación lógica, que intentamos convertir en gestión. Estamos preocupados por la violencia. Los delitos son mucho más violentos. La gran cantidad de muertes de enero y febrero fueron de una violencia inusitada.

-¿A qué creen que se debe este aumento de la violencia?

-En muchos casos concretos, a la droga y al alcohol. Varios delincuentes, al momento de ser detenidos, están drogados. Y vaya un dato importante. En 2007 se secuestraron en Mendoza 4,5 kilos de cocaína. El año pasado, fueron 57 kilos los incautados. Hay un aumento de consumo importante. Lo saben los jueces, lo sabe la DEA, trabajamos mucho con ellos en este tema. Pero la droga está y se consume cada vez más. En un segundo nivel, influye el alcohol, sobre todo en peleas y crímenes entre amigos, familiares… y en otro escalón, la falta de valoración de la vida propia y de la víctima. Pareciera que a los delincuentes no les importa que los detengan, ni que los maten, ni matar. También influye el mercado negro de las armas, que existe desde siempre.

(N de la r: En Mendoza hay unas 80.000 armas registradas, y se supone que otras 80.000 sin registrar, de las cuales la mitad podría estar en manos de delincuentes. Durante la gestión de Jaque, el Plan de Desarme languideció hasta casi morir. El ministerio de seguridad logró secuestrar unas 70 armas en lo que va del año. Pero no dieron con quienes alquilan o venden).

-¿A qué precio se consigue un ‘caño’ en la calle?

-Según el tipo de arma, entre 200 y 500 pesos. Hay un mercado negro. Y hay modalidades que estamos investigando. Presumimos que hay gente que alquila las armas para distintos hechos delictivos. Creemos que esto ocurre desde hace dos años. Las mismas armas, en distintos hechos, y distinta gente. Incluso los delincuentes, cuando son detenidos, nos lo cuentan. Tenemos líneas de investigación importantes con respecto a esto.

-Si algo le reconocen es su esfuerzo por estar… por poner la cara… ¿Cómo es la relación con los vecinos y las víctimas… cómo canaliza ese desgaste?

-Me pongo en el lugar de la persona con la que estoy hablando. Entiendo la impotencia, en el contexto de la impunidad que nos preocupa a todos. Existe un rol institucional en que el Estado debe estar, más allá de a quién le toque gobernar. Es la forma de entender qué siente el vecino, no sólo la víctima… Es el sentimiento de que no podemos estar en la puerta de casa, que se basa en que son muchos los hechos. El miedo tiene fundamento. Nadie tiene miedo sin que algún dato de la realidad le de sustento. En Godoy Cruz, en barrios como Obras Sanitarias, Fuchs, Trapiche, tratamos de estar con los vecinos y dar una respuesta operativa al alcance nuestro.

-¿Piensa que el mendocino hace poco por su propia seguridad?

-No creo. Los vecinos, en muchos casos, se organizaron con experiencias que vienen incluso desde gobiernos anteriores, y que ellos han tomado como propias. La solidaridad de un vecino que avisa de un hecho a la policía, por ejemplo, hace mucha diferencia.

-¿Hay cambios cualitativos en el comportamiento de la delincuencia?

-Sí, y nos sorprende. Los delitos son más violentos, y “zonificados”. Cuando a un delincuente o a una banda le “va bien” en un sitio, insiste. Por eso estamos hablando con la gente en muchos barrios, aunque no hayan ocurrido hechos violentos. Ahí es donde aparece la organización barrial, y empieza a comprometerse. Muchos de los chicos que delinquen o están en problemas, a veces son familiares de la gente que va a las reuniones. Y hay padres que no alcanzan a hacerse responsables de lo que su hijo hace todos los días. Hemos pedido a los papás que asuman responsabilidades, y que denuncien dónde se vende droga, dónde se vende alcohol fuera de hora o a menores, quiénes son los chicos que roban y que están armados… Hay que trabajar con una mirada mucho más social sobre las familias en riesgo, sostener a esas familias que piden ayuda cuando sus hijos se drogan, o tienen un arma, o presienten que están por cometer un delito. El contexto social del barrio puede contener y ayudar.

-¿Roban siempre los mismos, hay una determinada cantidad de bandas que operan en la provincia?

-Los que lo hacen asiduamente, sí. Porque viven del delito. Es muy difícil cuantificarlo, porque es muy flexible, algunos tienen logística y planificación, otros se dividen el trabajo… unos planean y otros dan el golpe… en otros casos, se juntan dos o tres y cometen un robo. Ateniéndonos a la estadística, en lo que va del año detuvimos a 770 personas por delitos, entre ellos algunos menores. No sabemos cuántos de ellos están en libertad. Son casi 20 personas por día. Y en total, por averiguación de antecedentes, se demoraron a unas 9.900 personas. Además detuvimos en la calle a 70 personas que estaban circulando con pedido de captura.

-Muchos de los asaltos son en banda, del tipo “comando”, con logística, movilidad, comunicaciones, inteligencia previa y posterior, varias armas…. ¿La policía está a la altura de este nuevo tipo de delitos en Mendoza?

-No está a la altura de las bandas y organizaciones más complejas. Es un desafío poder llegar a ese nivel. Para que se entienda. Hay detenciones que llevan muchísima tarea de investigación… que tienen que ver con los vínculos que tienen los delincuentes, las escuchas telefónicas de conversaciones que muchas veces están en clave. O saber quiénes son los jefes de banda que están en libertad en cada departamento. Por ejemplo, en Maipú, hay diferentes personas en libertad que tienen capacidad de organización de una banda (N de la R: Ciurca muestra una lista de diez personas). Tenemos un mapa de sus vinculaciones, y hacemos un seguimiento muy complejo. Pero para detenerlos hay que sorprenderlos in fraganti, o vincularlos muy claramente con las pruebas de un delito.

-¿Qué falla entonces, si se trabaja tanto…? ¿Falta tropa, logística, capacidad de resolver y hacer inteligencia en prevención? ¿Qué falta?

-(…) Falta mayor presencia preventiva de la policía en el Gran Mendoza, Maipú y Luján, presencia permanente. Es en la prevención donde debemos fortalecernos. Sentimos que estamos mejor en investigación, con detenciones rápidas de las personas que cometieron un delito. Ahora estamos iniciando unidades especiales de patrullaje que van a estar las 24 horas con movilidad en los departamentos…. Hemos incorporado a quienes se han recibido…

-Hace poco un medio dijo que los nuevos policías no podían ingresar por trabas burocráticas…

-Está todos ingresados, con su arma. Cuando Los Andes lo publicó, los agentes estaban en una parte de la gestión administrativa, que es larga. Además, hoy existe la necesidad de pedir más capacitación y patrullaje las 24 horas, que es lo que hemos planteado. Y necesitamos más capacidad operativa. Por eso modificamos la currícula de capacitación, agregando cuatro meses operativos en los lugares donde la policía tiene especialidades, como científica, montada, las unidades motorizadas y ciclística de acción rápida, ellos van a ir haciendo su capacitación en funciones operativas, primero para defender su propia vida y la vida de los mendocinos cuando les toque actuar.

-Daría la sensación de que sólo en el Ministerio de Seguridad se habla de estos temas… ¿Qué pasa con la Bicameral, con la Inspección de Seguridad, con la Política de Estado? Además… nunca vimos a algún otro ministro acompañando aunque sea a poner la cara.

-Nos sentimos acompañados. Siempre que pedimos que los funcionarios estén, están, lo mismo con los fiscales, legisladores. Cada vez que hemos creído que hay que modificar alguna ley, se nos ha consultado muchísimo. Y hemos tenido el apoyo de la Bicameral, más allá del bloque al que pertenece cada legislador.

-Y entonces, otra vez, si se hace todo… ¿Qué falla? ¿Por qué Mendoza es insegura?

-A ver… decir qué falla y verlo sólo desde este ministerio es incompleto. Hoy existe una violencia a la que los mendocinos no estamos acostumbrados. No nos queremos resignar a esa violencia. Hay una tarea que hace este ministerio, pero hay muchas otras tareas que deben hacer otras áreas del Estado, y otras más que deben hacer la sociedad, y las organizaciones sociales…. La violencia es un problema del mundo, nacional, de nuestra provincia… No es un justificativo, pero sería un error desconocer que estamos ante un problema multicausal de la sociedad mendocina. La primera gran falla es la exclusión social de un sistema del que mucha gente está afuera, sin llegar a sus necesidades básicas. No todo se va a solucionar con el patrullaje. Esa es una visión recortada. Sí hay temas de fondo que se han iniciado… va a ser importante que lo puedan continuar otros gobiernos, otras gestiones. Esto tiene una dinámica de cambios permanentes en la sociedad, en los perfiles, en las instituciones, y también en el delito. Así, la violencia y la impunidad con la que actúan los delincuentes son los mayores datos.

-¿A qué le llaman impunidad? ¿No les va a pasar nada?

-Hay personas que creen que no les va a pasar nada. Están 45 minutos en el lugar de un delito y dejan sus huellas palmares, dactilares… después se los atrapa porque tenemos 32.000 prontuarios en el sistema AFIS. Pero tienen un gran sentimiento de impunidad. No les importa el daño que causan ni su propia suerte, y tampoco les importa en cuanto a la violencia psicológica, ni física, que ejercen. No les importa que los detengan. Se sienten impunes. No les importa nada. Cuando se lo detiene, en muchas situaciones cuentan con total naturalidad cómo asaltaron, lastimaron o mataron…

-¿Casi psicópatas?

-Es difícil de entender… es un ser humano que delinque, pero que la impunidad lo libera de barreras.

-¿Es un fracaso el Pacto Social por la Seguridad…? ¿Escuchó la queja de los empresarios?

-Quien hace estos planteos dice que quiere seguir aportando desde su lugar, por eso demanda y se queja. Hay que tener la capacidad de reacción, primero para evaluar en qué se falla y ponerse en tarea. El acuerdo social es un compromiso marco, con todo el mundo. Hay anexos que se han firmado que ya están funcionando…

-¿Por ejemplo?

-Ya estamos haciendo pruebas de filmación y fotografía dentro de los taxis con los pasajeros que suben, que es lo que se acordó con gremios y propietarios de taxis, y que cuenta con una ley especial porque no se debe violar la privacidad de las personas. Acordamos con ellos tener puestos fijos de control, y que el taxista pueda pasar para una requisa si sospecha del pasajero. Son medidas disuasivas.

-¿Es segura Mendoza?

-(…largo silencio) Es como cualquier otra provincia. Teniendo en cuenta la cantidad y distribución de sus habitantes, su economía, que es importante porque muchas familias rurales se trasladaron a la zona urbana, muchos tuvieron muchos hijos y hoy algunos son los chicos que se asentaron y están expuestos a la vulnerabilidad y en situación de riesgo, en condiciones de hacinamiento, promiscuidad, falta de posibilidades. No es la más insegura. Yo diría que Mendoza no es la más segura.

-¿Qué pasa con los mandos medios de la policía… cómo es su relación con los comisarios?

-Hemos estado reunidos de manera periódica con los jefes distritales, con quienes desarrollamos acciones territoriales. Y están preocupados, comprometidos social e institucionalmente, creo que están preocupados de forma permanente por mejorar la capacitación de su gente y tratar de que el equipamiento y la logística no decaigan. Los vemos preocupados cuando sale de servicio un móvil… porque choca, o se rompe… esto habla de una generación de comisarios que entienden el contexto… también tienen la vocación de redoblar el esfuerzo…

-¿Hay corrupción en la policía?
-No más que en otras épocas. Es muy difícil establecer un porcentual. Pero la gente de asuntos internos, que está a cargo de un comisario con grado para investigar a todos, no está preocupada por un incremento de la curva de delitos policiales. No es diferente al nivel histórico. No hay más corrupción policial ahora que antes, de acuerdo a lo que hemos estado midiendo con la gente de la Inspección de Seguridad.

-Las salideras bancarias preocupan otra vez. Las víctimas se quejan de que hay cajeros de los bancos que hablan por teléfono, el vigilante que usa el handy o el celular. La gente se siente “marcada” antes de salir del banco.

-Estamos hablando con los bancos para que cumplan el protocolo de seguridad.  Hay una comisión de seguridad bancaria, que tiene que ver con todo lo que es el funcionamiento de una línea de caja, en qué lugar cobra una persona de acuerdo a su monto, los horarios de carga y descarga de caudales… Cada parte del movimiento bancario tiene un protocolo de seguridad y estamos exigiendo que se cumpla, y lo estamos inspeccionando con la comisión.

-Pero los bancos no cumplen…

-Los bancos dejan detalles que terminan siendo factores determinantes en un asalto.

Lo que está bien, y lo que falta
En un momento de la entrevista, con varios papeles a mano, el ministro Ciurca quiere poner el acento en acciones que el ministerio piensa que están bien. Entre muchas otras cosas, remarca –siempre desde su punto de vista- la efectividad de la investigación, la puesta en marcha de un plan de patrullajes intensivos, la modificación de la currícula del Instituto de Formación Policial para que los agentes salgan más preparados, más logística, los planes de presencia las 24 horas, la creación del departamento de narcocriminalidad y la brigada de explosivos propia, la presión a los bancos para que cumplan el protocolo de seguridad, el mejoramiento del estándar de trabajo de los policías con la duplicación en pesos del cupo de recargo (cada cupo son cuatro horas), avances en comunicaciones y la integración de Alvear y San Rafael al sistema Tetra que compró el gobierno anterior, y nosotros optimizamos” dice el ministro. “Será el primero integrado de todo el país”. Potenciación del sistema AFIS de reconocimiento de huellas, creación de la Unidad Policial de Asistencia al Turista (N de la R: Los asaltos a turistas fueron la constante del verano en Mendoza)

-Y entonces, nuevamente… ¿qué falla?

-Lo que estamos contando no se condice con la realidad de todos los días. Cómo hacer para seguir cumpliendo todos los días y gestionar, y gestionar y que de resultado, es nuestro desafío. Y así como hay una multicausalidad, que no puede ser carta de presentación en un debate, nuestra tarea es prevenir y reprimir el delito, que la gente se sienta protegida, que el policía esté donde lo necesita la sociedad. Hay un proceso en el que aumenta la violencia… Nosotros estamos poniendo en marcha acciones, que –esperamos- otros gobiernos y otros funcionarios continúen.

-¿Hasta cuándo se ve en el ministerio?

-Yo me siento ministro cada día que me levanto. Cada día hay que redoblar el esfuerzo. Sabemos que no alcanza. Pero ponemos todo lo que tenemos.

-Hubo declaraciones desafortunadas de funcionarios con respecto a los robos a turistas, uno de los dramas del verano. ¿Cómo analizan esta problemática?

-El ataque a los turistas es una de las nuevas modalidades. A los delincuentes les da resultado, e insisten con ello. Un turista que no conoce los lugares de la provincia y los recorre con toda tranquilidad –tiene derecho a ello- no mide los riesgos. Pero sí los está midiendo un delincuente que ve la cámara, la filmadora, o la billetera con dólares. Este problema tiene que ver con las modalidades.

-¿Qué les dice a los mendocinos que tienen miedo, que se sienten inseguros?

-Trabajamos para que los delincuentes sientan el riesgo de que les va a ir mal, de que si roban o matan van a ser castigados, de que sientan temor de pasar esa barrera, para que se les acabe el sentimiento de impunidad. Y a la gente, hay formas de participar. La solidaridad es clave. Hacerse cargo es clave. Que los padres sepan dónde están y con quiénes están sus hijos.
Opiniones (23)
18 de enero de 2018 | 03:43
24
ERROR
18 de enero de 2018 | 03:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Al igual que todos "hoy da miedo hasta denunciar"......en mi cuadra hacemos lo siguiente: 1- sabemos los teléfonos de cada familia 2-tenemos organizada una cadena de llamados entre nosotras 3-gráficamente : ante la menor sospecha hacemos así : Marta llama a Elena, ella a Florencia y así sucesivamente, una vez informadas TODASSSSSSSSS llamamos al 911 4-No confiamos en nadie, solo en nosotras y jamás quedamos aisladas en nuestras denuncias . A nosotras nos sirve, espero que a algunos de uds también.
    23
  2. e inútiles como los que integran este gobierno. No tienen ni idea de cómo bajar la inseguridad y algún funcionario caradura se atreve a declarar que son "sensaciones" de la población. No importa, ya se acercan las elecciones y verán si el pueblo es tan idiota como creen.
    22
  3. AVILITEN UN LUGAR EN EL CENTRO CON URNAS PARA Q LA GENTE PUEDA DENUNCIAR A LOS SUCIOS POLICIAS QUE SON MUCHOS PARA QUE SE INVESTIGUE LOS DELITOS QUE COMENTEN Y TODOS AL PAREDON.
    21
  4. Ahora se manda la parte el tipo este cuando ellos son los primeros que le roban a la gente y se burlan de todos los mendocinos? Ahora se manda la parte cuando en un alto porcentaje de los delitos que suceden en nuestra provincia estan implicados policias? Todos en alguna u otra medida saben o sabemos quien hace esto y quien hace lo otro, quien vende droga y quien compra, quien roba, etc y no se dice nada porque esa gente es intocable o porque se la apaña dado que detrás de ellos hay gente con grandes intereses y con mucho poder.
    20
  5. ahi es donde se drogan en plena calle,roba,pasan mercaderia,se reunen a organizar robos etc,etc,etc. la policia pasea mirando los CD truchos y se hacen los bol... que no ven.el que dice que no sabe es por que nunca camino la Gral Paz. Ahi vaya don Carlos,,que se encuentra con todos.pero salga de su despacho,,,CAMINE LA CALLE Y HAGASE HOMBRE,no solo hablar desde la OFICINA. DESDE QUE LA DROGA ES LEGAL,,,ES UNA FUMATA DESDE LAS 10HS DE LA MAÑANA Y A LA MEDIA TARDE ESTAN DADOS VUELTA LISTOS PARA MATAR Y BIEN DIGO,,,,MATARRRR
    19
  6. Quién me toma la denuncia?, los mismos que me tomaron las denuncias antes?, jajajajaja, así me fue. No podés decir esas cosas, a ustedes se les paga para que hagan esas cosas, no le corresponde a los ciudadanos.
    18
  7. es un hecho que ya realice con datos precisos y.........? para que si nada hicieròn. Es màs, agentes penitenciarios van de compra. Entonces de que habla o donde vive este señor?
    17
  8. Por RAZONES DE ESTADO, los jueces, fiscales, policia y legisladores, deben implementar de inmediato un plan de accìon con allanamientos, cierre de la puerta giratoria, fin de la excarcelaciòn por los proximos 5 años. Si no hay lugar para encerrarlos, busquen uno . Ahi pueden pedir ayuda a empresarios, al ejercito, a gendarmeria. Pongan creatividad. Los delincuentes la ponen y Ustedes no? La policia a la deriva, llegando post delito no sirve. Vayan a buscar a los malos y encièrrenlos. No hay otra. No hacen falta màs denuncias . Hay miles sin resolver. No se miren màs entre ustedes. Los disparadores de sus acciones deben ser los delitos y los delincuentes.No los titulares de los diarios.
    16
  9. TODOS SABEN TODO Y VOS TAMBIEN ASI QUE DEJEN DE HECHAR CORTINAS DE HUMO Y DE INTENTAR DISTRAER A LA SOCIEDAD CON ESTOS ANUNCIOS ABSURDOS. GASTAN MUCHA PLATA EN SEGURIDAD POR DIA.....EMPIECEN A INVERTIRLA Y HAGAN ALGO POR EL BIEN DE LA GENTE
    15
  10. Sr. Ministro con todo respeto: Sea inteligente vayase ahora y como argumento puede esgrimir falta de recursos o apoyo politico o un familiar enfermo (Dios no quiera) o una plancha enchufada en el Congo o cualquier cosa, pero si quiere seguir en politica y seguir siendo bien mirado en los años venideros un gran acto de caballerosidad politica seria renunciar e irse por la puerta grande. No espere mas. Sera recordado como el funcionario que puso la cara pero mas no podia hacer. La historia lo juzgara como el ministro que hizo todo lo posible. No espere irse por la ventana. Es Ud. todavia un politico respetable. No sacrifique su carrera por pinocho, RENUNCIE SIN MAS, por el bien de su partido...
    14
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos