Un porteño enamorado de Mendoza

"La tierra de los Huarpes pareciera tenerlo todo. Sus paisajes, su clima, su velocidad. Particularmente en Mendoza, la velocidad con la que suceden las cosas pareciera ser otra, o al menos distinta. He podido experimentar un espacio diferente, la cordialidad y la mirada cómplice del mendocino es única, como así también su tonada tan especial e inconfundible".

Confieso que he nacido en una ciudad con puerto, pero desde aquel otoño en el que el viento andino jugueteó con mi cabellera, sentí que estaba en mi lugar. O al menos en el que me gustaría pasar mis días.

La tierra de los Huarpes pareciera tenerlo todo. Sus paisajes, su clima, su velocidad.
Particularmente en Mendoza, la velocidad con la que suceden las cosas pareciera ser otra, o al menos distinta.

He podido experimentar un espacio diferente, la cordialidad y la mirada cómplice del mendocino es única, como así también su tonada tan especial e inconfundible.

Vengo de una tierra donde no existe el “Que andes muy bien!” o el “Que le vaya muy bonito” al irte de un lugar o al despedirte de alguien, sin la necesidad imperiosa de que éste último sea un “íntimo”.

Tampoco existen los “chocos” ni las “acequias panditas”, en mi barrio las calles no “topan”, sólo experimentan un horrible “corte” y tampoco pasan los vendedores de helado, que hacen de la siesta mendocina un oído expectante donde sólo se escucha aquel llamado armónico.

La tierra de la cual hablo, es la tierra del sol y del buen vino, es la tierra donde los árboles juegan con el viento y devuelven una brisa suave que recorre nuestra piel.

Es la tierra donde el sol en la mañana, juega con las arrugas de la montaña y por la tarde le propone una maravillosa escondida.

Es la tierra que, desde aquel mes de mayo, marcó a fuego la necesidad constante de mi vuelta.
Opiniones (7)
16 de enero de 2018 | 15:06
8
ERROR
16 de enero de 2018 | 15:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es realmente hermoso lo que ha escrito este porteño sobre nuestra tierra . Lo felicito por haber encontrado su lugar en el mundo . Pero antes de venirse definitivamente , lo invito a vivir aunque sea un año en estas tierras y entonces podra evaluar si toda su primera impresion fue cierta . Esto a cuenta que justamente una característica de los mendocinos es que no son lo que aparentan ser . No es fácil el mendocino , es ladino , soberbio y a pesar de que parece que no , es irrespetuoso. Todo esto acrecentado cuando el otro es foráneo , porque bien sabe que el otro no sabe bien de estas "cualidades". Engaña permanentemente y lo peor de todo se engaña a si mismo constantemente . El paisaje es conmovedor , la energia de sus montañas es indescriptible , la brisa , es cierto , se siente purificadora , pero lamentablemente todo eso esta llenos de mendocinos . ya sé me van a contestar de todo , solo les pido que antes de contestar reflexionen un poco hacia sus adentros y con respecto a su alrededor.
    7
  2. Que bien hacen estas notas! Con toda la onda, la verdad que hace que por lo menos un rato se alegre el alma, el corazón. Y gracias sobre todo Maxi, por destacar la esencia de nuestra tierra y gente. Serás siempre bienvenido junto a quienes sientan lo mismo al pisar nuestro suelo. Que andes bien!...
    6
  3. Querido amigo porteño, queridos amigos mendocinos. Es así nomás, cuando te topás con el ambiente mendocino, con sus montañas, sus ríos, su esplendor, sus valles, su gente, es fácil quedarse enganchado. Hace 3 años fuimos para allá con mi mujer y yo, porteño de ley como soy pero harto del modo de vida "living la vida loca" de Buenos Aires y queriendo formar una familia en la cual el papá pueda volver a casa a ver a sus hijos al mediodía, en la cual los fines de semana se podría ir al ACA de potrerillos a hacer un asadito y en invierno a esquiar a penitentes o vallecitos (solo por nombrar algunos ejemplos) no tuvimos mejor idea que comprarnos un lotecito en guaymallén (bueno, se está urbanizando un barrio) y pensamos mudarnos para fines de 2010 para pasar la segunda mitad del resto de nuestros días en nuestra querida Mendoza, tierra del sol y del buen vino. Abrazos. Mariano
    5
  4. Muy enamorado el porteño. Que lindo habla de nuestra provincia. Gracias y que te vaya bonito. Entre nos menos mal que ese día el viento fue andino, porque si te agarra el Zonda otras serían tus opiniones.
    4
  5. He leido la nota de este porteño, cuya cabellera fue seducida por los aires mendocinos; debo confesar que después de leerla surgieron en mi unas ganas imperiosas de conocer la bella provincia que describe tan poeticamente. Me pregunto...por qué muchos argentinos cuando planeamos nuestras vacaciones pensamos en paisajes foráneos en búsqueda de paz, tranquilidad, dejar vagar nuestros pensamientos cuando nuetra patria nos brinda todo esto? Maximiliano...argentinidad al palo...aplausos
    3
  6. Me sorprendiste!!!!!! Es muy bello lo que escribiste...parece que encontraste tu lugar en el mundo!!!!!! Eso esta bueno, aunque sin duda te vamos a extrañar!!!! No se si algun día te irás a mendoza de manera definitiva pero por lo menos ya sabes donde tu corazón late más fuerte!!!!
    2
  7. ¡ Qué bien describiste mi provincia ! Venite a vivir, te esperamos. Gracias por tu concepto de los mendocinos.
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos