Morir por ser madre: una tragedia ignorada

La mortalidad materna es el indicador más negativo del resultado del proceso reproductivo. Casi todas estas muertes podrían ser evitadas si los derechos de las mujeres y los niños estuvieran garantizados.

La repercusión en la evolución individual y social de las familias, víctimas directas de la tragedia que implica la pérdida de la vida de una mujer, muchas veces Madre, nos obligan a establecer en la Agenda de Salud este tema como una Prioridad.

El compromiso de todos los involucrados en la atención materna y perinatal nos permitirá revertir estos resultados. “Sólo el accionar conjunto, deponiendo en algunas circunstancias ideas preconcebidas, permitirán los cambios que son imprescindibles e indelegables”.

La mortalidad materna es la expresión extrema de la negación de derechos que emerge como la punta de un iceberg. No se trata sólo de la violación de estándares internacionales reconocidos y acordados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otros tratados internacionales. Se trata también de violaciones al mandato constitucional, dado que estos tratados forman parte de la Constitución de la Argentina desde su reforma en 1994.

Una sociedad que pierde la contribución de una mujer es una sociedad cuya vida social y económica declina, su cultura empobrece y su potencial para el desarrollo se ve seriamente limitado . Cuando una mujer fallece, quienes más sufren son los niños: sus hijos sobrevivientes tienen 3 a 10 veces más probabilidades de morir en los dos años siguientes que los niños que cuentan con ambos padres. Asimismo, esos niños tienen menos probabilidades de acceder a la salud y educación durante su desarrollo.

Mendoza HOY ha retrocedido  un quinqueño en Mortalidad Materna.

En el año 2009 la tasa de Mortalidad Materna fue de 2,9 /10000 y en el año 2010 , según cifras, oficiales de 4,1/10000.

Mendoza hoy, respecto a la mortalidad infantil también presenta un retroceso .Mientras que  en los países más desarrollados la 1° causa de mortalidad infantil está dada por las malformaciones congénitas, en esta provincia la 1° causa de muerte infantil tiene su mayor peso  en relación a los fallecimientos por prematurez.: recién nacidos con menos de 37 semanas de edad gestacional al nacer, peso  inferior a 2500 grs.

El  nacimiento prematuro es evitable con una detección temprana y  adecuado control del embarazo, asegurando a la mujer gestante la mejor calidad de salud posible, con una nutrición apropiada y el aporte de nutrientes que su organismo necesita, con un acompañamiento sostenido del sistema de salud y su familia en todo su tránsito por la maternidad. 

En el decenio 2000-2010 en la provincia de Mendoza entre el 65 al 70% de las muertes infantiles ocurrieron en el periodo neonatal. En el año 2010 ,  hubo 44 bebes más fallecidos que en el año 2009 ,según informe oficial.

¿Qué dicen las Evidencias científicas de cómo pueden reducirce estas muertes? Todas concluyen que sólo la atención neonatal curativa con cuidados intensivos e intermedios eficientes, adecuados y apropiados pueden dar una respuesta satisfactoria para la sobrevida  de los más vulnerables.

Garantizar que todas las mujeres, niños y niñas, tengan acceso a los Servicios de Salud, a través de un sistema regionalizado, evitando su peregrinación en busca de asistencia, y que reciban una atención de óptima calidad, igualitaria y equitativa.

Centrar el proceso de atención, no solo en los aspectos físicos, sino también emocionales y sociales, a través de un trato respetuoso y centrado en la familia. Involucrar a la mujer y su familia en las decisiones del proceso de atención.

Aceptar y respetar las diferencias étnicas y culturales de las mujeres y sus familias (aborígenes, inmigrantes, etc.), promoviendo la reflexión sobre aquellas pautas que pudieran ser perjudiciales para la salud.

Promover acciones para garantizar a la población el derecho a adoptar decisiones libres de discriminación o violencia en Salud Sexual y Procreación Responsable, con énfasis en la prevención del embarazo no deseado, logrando una amplia cobertura en acciones de información y accesibilidad a insumos anticonceptivos.

Que la mujer en situación de aborto no sea discriminada y reciba una atención humanizada, rápida, efectiva y con asesoramiento y provisión de insumos anticonceptivos. Garantizar el acceso a la atención del aborto no punible en los Hospitales Públicos dando cumplimiento a lo estipulado en el código penal.

Fortalecer la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS) para asegurar amplia cobertura, precocidad, periodicidad y calidad en el Control Prenatal y posterior control puerperal, asegurando el trabajo en red para la interconexión con los otros niveles de complejidad.

Garantizar una asistencia segura del parto y asegurar el derecho al acompañamiento en el preparto, parto y puerperio.

Garantizar disponibilidad del Equipo de Salud capacitado, en todos los lugares públicos y privados donde se asisten partos.

Promover las mejoras necesarias en todos los niveles de atención para asegurar el acceso a la atención al parto, con las Condiciones Obstétricas y Neonatales Esenciales.

Esto, en término  de GESTÏON significa que  un sistema de salud  debe tener como eje vector de la asistencia que: " para toda mujer, niño  y niña esté garantizado el derecho de ser atendidos en el mejor lugar que provea las condiciones de máxima seguridad, para ella y su bebé".

“Recordemos QUE, en el escenario de la SALUD, TODOS SOMOS PROTAGONISTAS”. Ginés Gonzalez García

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 10:19
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 10:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes