La tecnología para que los autos no se usen como armas

Ataques como el de esta semana en Nueva York pueden evitarse a partir de avances que ha habido en el mundo automotriz.

A partir del ataque de esta semana en Nueva York, donde un hombre atropelló y mató con su vehículo a ocho personas, incluidos cinco argentinos, el sitio especializado Autoblog detalló algunos dispositivos tecnológicos que, de aplicarse de manera masiva, permitirían evitar este tipo de masacres.

1- Frenado autónomo de emergencia: se trata de sensores de proximidad que detectan el riesgo de un choque y, si no hay reacción por parte del conductor, activan los frenos de manera automática. En Argentina, ya se fabrica un auto con este dispositivo: el Ford Focus Titanium. Sin embargo, habría que modificarlo, ya que por ahora sólo actúa ante la presencia de otro vehículo.

2- Frenado autónomo de emergencia con detección de peatones y ciclistas: ésta es una evolución del dispositivo anterior, con un radar que distingue la presencia de vehículos, peatones, ciclistas y hasta animales. En algunos casos, incluye una alarma externa para alertar tanto al conductor como a la gente que rodea al vehículo, sobre el riesgo de un choque.

3- Frenado autónomo de emergencia con función de esquive: es la más reciente evolución de estos dispositivos con radares. Además de activar los frenos de manera automática ante el choque inminente contra vehículos y personas, el sistema es capaz de modificar la dirección del vehículo para evitar el impacto.

4- Sistema de frenado post-colisión: éste es un dispositivo que se diseñó para evitar los choques en cadena. Funciona así: al detectar que el auto tuvo un impacto, sin importar la velocidad, activa los frenos a su máxima potencia, para evitar que el vehículo siga su marcha y choque contra otros vehículos o personas. Llegará a Argentina en un modelo procedente de Brasil: el nuevo Volkswagen Polo.

Por otra parte, organismos de seguridad como GlobalNCAP y LatinNCAP premian desde hace tiempo a los autos que utilizan algunos de estos sistemas de seguridad. Si bien nacieron para evitar accidentes, también pueden ayudar a que los autos no se conviertan en armas terroristas.

"La aplicación masiva de estos nuevos dispositivos no sólo disminuiría el uso de los vehículos para cometer otros ataques, también mejoraría la seguridad en el tránsito", concluyó el autor del informe Carlos Cristófalo.

>Escuchá la entrevista de Cristófalo con MDZ Radio