La superfiesta en la montaña de Pixels, by Corbeau Wines

Corbeau Wines invitó a amigos y clientes a pasar un miércoles diferente en plena montaña mendocina. Dancing, buena onda y una party súper millenial: ¡no te pierdas las pics!

Los hermanos Fran y Eduardo Rodríguez son los artífices del proyecto PIXELS: "La idea de esta fiesta fue salir de la rutina en medio de la semana con música para volver en el tiempo y así logramos que los invitaron bailaran hasta la madrugada".

¿Qué es PIXELS? Para sus creadores "es un vino desestructurado que llega para conquistar al público joven. Una etiqueta que busca acompañar en todas las ocasiones a los millenials. Con vinos frescos y listos para divertirse y compartir".

Lanzamiento Pixels by Corbeau Wines / event from La Ovejas Creativas on Vimeo.

Según Fran Rodríguez, Brand Manager de Corbeau Wines, "la estética de la línea PIXELS es súper arriesgada y busca la nostalgia de los millenials recordando los juegos y la música con las que tantas horas se divirtieron en su infancia".

La innovación de PIXELS llega también a la etiqueta: La joyita es la realidad aumentada 360 grados. "Juntando las 4 etiquetas de vinos PIXELS se forma una ciudad onírica... el mundo PIXELS".

Perlitas de la fiesta

Sin dudas todos quedaron encantados con el lugar! Un espacio abierto que integra el paisaje de montaña y un domo iluminado desde donde disfrutar del cielo mendocino.

¡La música la rompió! Esos temones que nos hacían bailar frenéticamente en los 90 volvieron por una noche y todos deliraron al son de Britney Spears, las Spice Girls, los Backstreet boys, Michael Jackson, y más.

Siguiendo la estética video-games, durante la fiesta hubo consolas para rememorar aquellos juegos adorados de la niñez... "que nos transportaban a mundos pixelados, cuando nos creíamos que éramos Mario y Luiggi y odiábamos a Donkey Kong que se llevaba a la princesa", explica Fran Rodríguez.

Las selfies fueron las dueñas de la noche, todo el mundo posando y compartiendo cada momento en las redes.

Entre los invitados hubo desde los que llegaron muy temprano y disfrutaron del atardecer en la montaña hasta los que se sumaron bien entrada la madrugada y no paraban de bailar, sin ánimos de que les cortaran la música. ¡Todos disfrutaron a full de una noche cool de la primavera mendocina!