Irán busca apoyo europeo en la disputa con Trump

El mandatario norteamericano dio indicios de querer suspender el acuerdo nuclear que el país musulmán alcanzó con la comunidad internacional en el 2015.

 Irán manifestó sus esperanzas en la "resistencia de Europa" contra el presidente estadounidense, Donald Trump, ante los intentos de éste de dar al traste con el acuerdo nuclear alcanzado por Teherán y la comunidad internacional en 2015.

"La resistencia de los europeos demostrará si el acuerdo nuclear puede continuar o no", dijo el ministro de Exteriores, Mohamed Yawad Zarif, citado hoy por medios iraníes.

Irán quiere mantenerlo mientras también lo hagan los socios negociadores europeos, añadió el ministro.

Trump adelantó el viernes un cambio de política frente a Irán, al no reconocer expresamente que Teherán está cumpliendo el tratado nuclear. Ahora es el Congreso estadounidense el que debe decidir, en un plazo de 60 días, si restablecer las sanciones contra Teherán que se habían levandato en el marco del acuerdo, lo que equivaldría a una suspensión de facto del mismo.

Hasta ahora los negociadores europeos del acuerdo -Alemania, Reino Unido y Francia- rechazaron las críticas de Trump al acuerdo, algo lógico porque tienen más interess geopolíticos y también económicos en Irán, señaló el jefe de la diplomacia del país persa.

"Pero el acuerdo nuclear es también un test para ver si los europeos pueden o no desempeñar un papel independiente de Estados Unidos en el escenario político internacional", dijo Zarif.

También el presidente iraní, Hassan Rohani, ha señalado que Irán respetará el acuerdo nuclear mientras lo hagan el resto de socios con quien lo negoció.

El pacto firmado en Viena en 2015 por Irán, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania contempla la renuncia del país persa al desarrollo de armas nucleares en el marco de un proceso supervisado a cambio del levantamiento de las sanciones de la comunidad internacional en su contra.

La decisión de Trump es el resultado de meses de revisión de la estrategia del Gobierno anterior hacia Irán. Ahora Trump, a la hora de decir si ha cumplido o no el pacto, no sólo considera las actividades nucleares de Teherán sino también lo que considera sus acciones desestabilizadoras en la región, su apoyo al terrorismo o las violaciones a los derechos humanos que denuncia la Casa Blanca.

dpa