La Universidad Champagnat y una exitosa diplomatura

Con cupos colmados, la posibilidad de profundizar el estudio y analizar el nuevo código procesal civil y comercial de Mendoza se desarrolla en la mencionada casa de estudios. En la nota, los pormenores y la data para los interesados en una segunda edición.

Con sumo éxito se desarrolla en la Universidad Champagnat una interesante diplomatura de la mano de la Facultad de Derecho. ¿La temática? Un análisis y estudio del nuevo código procesal civil de nuestra provincia.

"La Diplomatura en Derecho Procesal, Civil, Comercial y Tributario que aborda la temática del nuevo código de Mendoza en estas ramas, que va a entrar a regir en el mes de febrero de 2018 se inició el día 15 de septiembre en la Universidad Champagnat y hasta el momento se han desarrollado tres módulos", nos contó Andrés Nicosia, Coordinador de la mencionada diplomatura.

"Justamente, el objetivo principal es el estudio a fondo de este nuevo compendio de normas procesales, civiles, tributarias y comerciales que van a implementar sobre todo un sistema de gestión de los procesos judiciales que implican una mayor oralidad. El proceso seguirá siendo escrito, pero habrá una mayor composición de audiencias y etapas actuadas, presenciales, y que intentan acelerar los tiempos de desarrollo de los procesos judiciales". 

"Hoy, para que los lectores tengan una idea, un proceso judicial en justicia civil se desarrolla más o menos en unos cinco años. La idea es bajar esos tiempos para que todos los ciudadanos de Mendoza se verán beneficiados teniendo una respuesta a tiempo de la justicia: si la justicia no llega a tiempo, no es justicia", siguió con convicción Nicosia.

"La diplomatura la hemos dirigido a todos los operadores del Derecho: abogados, funcionarios, jueces, fiscales, etc.; es decir, a todos los actores que intervienen en el proceso judicial. Hay muchos magistrados y abogados litigantes cursándola y por supuesto, también estudiantes, ya que es de interés para todos los que están allegados al litigio judicial. Es importante que desarrollen nuevas aptitudes para poder intervenir en este nuevo modelo de procesos judiciales".

"Estamos muy contentos, ya que hemos tenido una altísima demanda: ha sido una idea sumamente exitosa ofrecer esta diplomatura. De hecho, nos fue imposible admitir toda la demanda que se generó. Aproximadamente, son 300 los diplomandos que están cursando, y quedó una lista de espera de personas que seguramente convocaremos para un nuevo dictado en el año 2018. Nosotros concebimos una metodología determinada que implicaba colocar este límite de alumnos ya que es fundamental garantizar un nivel de interacción, participación, posibilidad de hacer preguntas que siempre resultan enriquecedoras en estos procesos", finalizó Andrés.