Ex convicto mató a su ex novia, agredió a un niño y se suicidó

Florencia Rueda (25) fue apuñalada por su ex pareja Julián Alejandro Di Paola (26), delante de sus dos hijos.

Un ex convicto asesinó hoy a puñaladas a su ex pareja e hirió al hijo de ésta, de 4 años, delante de otra hija de la víctima, de 11, tras lo cual se ahorcó en el galpón de un establecimiento rural aledaño al de su familia, en el partido de Coronel Pringles, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

El atacante fue identificado como Julián Alejandro Di Paola (26), quien había recibido el beneficio de la libertad asistida el 1 de marzo de 2017, tras purgar parte de una condena de cuatro años de prisión por portación ilegal de arma de guerra agravada en el penal de Villa Floresta, donde estuvo detenido desde el 23 de marzo de 2015.

El hecho se registró cerca de las 3.30 cuando Di Paola llegó en una camioneta Ford Ranger hasta la casa donde se encontraba su ex pareja, Florencia Rueda (25), y los dos hijos de ésta, situada en calle Mitre, entre 41 y 42, de esa ciudad.

Según las fuentes policiales consultadas por la agencia Télam, la vivienda pertenece a un bombero que estaba en pareja con Rueda y quien le había ofrecido que pasara la noche allí con sus hijos debido a que la mujer había recibido durante toda la jornada amenazas por parte de Di Paola.

Cuando Rueda descansaba junto a sus hijos -fruto de parejas anteriores- y su novio estaba de guardia en el Cuartel de Bomberos local, Di Paola embistió con su camioneta el Ford Fiesta de la mujer, que estaba estacionado en el ingreso al garaje cubierto de la casa.

Como consecuencia del impacto, la camioneta también derribó el portón del garaje, por lo que alertada por los ruidos Rueda se acercó a ver qué sucedía.

En esa circunstancia, la mujer fue atacada a puñaladas en el pecho por Di Paola, quien además hirió de un puntazo en una pierna al hijo de 4 años de su ex pareja, dijeron los voceros.

Como el femicidio fue cometido delante de la hija de de 11 años de Rueda, quien auxilió a su madre y alertó sobre el hecho a los vecinos, la Policía llegó a la casa y supo desde el inicio quién había sido el agresor, por lo que montó un operativo para localizarlo.

En tanto, la madre e hijo heridos fueron trasladados al Hospital Municipal de Coronel Pringles, donde la mujer murió mientras era intervenida quirúrgicamente, mientras que el niño quedó internado, aunque fuera de peligro.

Una hora después, efectivos de la seccional de Coronel Pringles localizaron la Ford Ranger en un establecimiento rural lindero a otro perteneciente a la familia de Di Paola, a unos cinco kilómetros del casco urbano, y encontraron al hombre ahorcado en el interior de un galpón del predio.

Los voceros detallaron que el cuerpo pendía de una soga atada a un tirante de hierro.

Por orden judicial, los efectivos secuestraron en el lugar la camioneta del atacante, en cuyo interior encontraron el cuchillo aparentemente empleado en el asesinato de Rueda.

Las fuentes informaron que Di Paola, que pertenecía a una familia trabajadora y de buen pasar, había estado preso en el penal bahiense de Villa Floresta en 2015 y 2016 por "portación de armas agravada", y no tenía denuncias previas de violencia de género por parte de Rueda, con quien mantuvo una relación corta, aunque sí de otra mujer.

Esa ex pareja, identificada sólo por su nombre como Natalia (30), contó que conoció a Di Paola por las redes sociales cuando estaba detenido, que luego fue a visitarlo en persona y que así iniciaron una relación que continuó cuando quedó libre este año.

Pero, según la mujer, él consumía drogas y la atacaba físicamente, por lo que terminó denunciándolo en la Comisaría de la Mujer de Coronel Pringles y la Justicia dispuso una restricción perimetral para que no pudiera acercarse a menos de 200 metros de ella.

"Él comenzó a consumir drogas y me golpeó muchísimas veces. Tenía una facilidad para consumir, yo no me daba cuenta porque no estaba en el tema y lo relacionaba con que había estado encerrado", explicó la mujer.

"Finalmente, hice una exposición en la Comisaría de la Mujer porque me dijo por teléfono 'a vos te voy a cagar matando´", contó la ex pareja del femicida, quien dijo al enterarse del suceso hoy que "no imaginaba que hiciera una cosa así".

Por su parte, un familiar de Rueda, que prefirió no identificarse, dijo que la relación entre Di Paola y Florencia fue "corta" y que "ella lo dejó porque era una persona muy agresiva".

"La historia muy bien ella nunca la contó, pero él siempre insistía para volver con ella y ella no quería", añadió el vocero.

La causa por "femicidio, tentativa de homicidio y suicidio" quedó a cargo de la fiscalía descentralizada local, bajo órdenes del fiscal de Bahía Blanca, Mauricio del Cero, quien dispuso que se realice la autopsia.