Mató a sus hijos porque no podía impedir que vieran a su padre

El inminente establecimiento de un régimen de visitas habría sido el móvil que llevó a Nadia Fucilieri a degollar a sus hijos con un bisturí durante la madrugada del miércoles en Tucumán

Nadia Fucilieri, la mujer que degolló a sus dos hijos con un bisturí e intentó suicidarse durante la madrugada del miércoles en Tucumán, lo habría hecho porque ya no podía evitar que los niños vieran a su padre.

Aldo Martínez estaba cerca de volver a ver a sus hijos luego de nueve meses separados. El hombre tenía una orden de restricción por una denuncia de su ex pareja, pero se pudo saber que la Justicia estaba por establecer un régimen de visitas, lo cual sería el móvil del brutal doble homicidio.

Durante la madrugada del miércoles, la persona que normalmente llevaba a los menores a una guardería de la zona, descubrió que Fucilieri había asesinado a sus hijos Marcelino (4 años) y Pía del Rosario (3) y se había intentado suicidar. La mujer dejó una carta en la que culpaba a su ex y le decía que "iba a pagar con cada gota de sangre de sus hijos".

El hecho de que ya no podría evitar que Martínez tenga contacto con los pequeños podría haber sido el desencadenante del trágico final de esta historia. Sin embargo, algunas fuentes señalan que podría haber influido que la mujer se enteró que su ex pareja habría iniciado una relación con otra mujer, de acuerdo a lo informado por La Gaceta.

Fucilieri, por recomendación de los médicos, se encuentra internada en el Hospicio del Carmen, un hospital psiquiátrico en donde permanece totalmente sedada. Hasta el momento, por el estado en que se encuentra, ni siquiera pudo ser legalmente aprehendida, pero se encuentra con custodia policial.