La CIA contradice a Trump: Kim Jong-un es "muy racional"

Las afirmaciones de un representante de la Agencia Central de Inteligencia contradicen las apreciaciones de Donald Trump sobre el líder norcoreano.

Yong Suk Lee, alto cargo del Centro de Misión para Corea de la CIA, caracteriza a Kim Jong-un como "un actor muy racional", contradiciendo de esta forma las afirmaciones del presidente estadounidense sobre el líder norcoreano, indica 'The Washington Post'.

Pese a las declaraciones belicosas del líder de Corea Norte, que ha amenazado a Estados Unidos y a sus aliados con usar armar nucleares contra ellos, el representante de la CIA considera que "la última persona que quiere conflicto [en la península coreana] es Kim Jong-un", cuyo principal deseo -asegura- es "gobernar por un período muy largo y morir en paz en su propia cama".

"Tenemos la costumbre en este país y en todas partes de menospreciar de algún modo el conservadurismo que rige en aquellos regímenes autoritarios, pero, probablemente, ese es el interruptor más importante en cualquier conflicto", explicó Yong Suk Lee, añadiendo que, "si dejamos aparte la bravuconería y la retórica", el líder de Corea del Norte "no está nada interesado en involucrarse en un conflicto directo con Estados Unidos y sus aliados".

Yong Suk Lee es subdirector general adjunto del Centro de Misión para Corea, creado el pasado mes de mayo para hacer frente a "la amenaza nuclear y de misiles balísticos que representa Corea del Norte", indica EFE. Suk Lee intervino en la conferencia 'Ética y el oficio de la Inteligencia' organizada por la CIA y en la universidad George Washington el pasado 4 de octubre.

En una entrevista con RT, el ministro de Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, expresó el pasado mes de septiembre una opinión parecida cuando dijo que "decir que él [Kim Jong Un] ha perdido el juicio sería subestimar lo que pasa allí".

Corea del Norte ha amenazado en varias ocasiones a su vecino de sur, a EE.UU. y a Japón, anunciando posibles ataques nucleares en respuesta o de carácter preventivo, que, según el cálculo de algunos expertos, podrían llegar a causar hasta 2,1 millones de muertes.La retórica hostil domina las relaciones entre Washington y Pionyang desde que Donald Trump tildara al líder de Corea del Norte de "loco" y lo llamara 'hombre misil' en su discurso ante la Asamblea General de la ONU. También afirmó estar "totalmente preparado" para una opción militar "devastadora" contra Pionyang.Por su parte, Corea del Norte considera las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como "una declaración de guerra". Mientras tanto, desde Seúl y Tokio anticipan una prueba nuclear o el lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte, que -aseguran- podría tener lugar el próximo 10 de octubre, coincidiendo con el aniversario de la fundación del gobernante Partido del Trabajo.

RT