Francisco pidió "que la política no retroceda ante el poder financiero"

Lo hizo durante la visita a la ciudad italiana de Cesena. También aseguró que la política retrocedió "ante los medios de comunicación".

De visita en la ciudad italiana de Cesena, el papa Francisco pidió hoy "que la política no retroceda frente al poder financiero y mediático" y reclamó "trabajar para que los padres puedan jugar con sus hijos".

"La política ha parecido en los últimos años retroceder frente a la agresividad y la omnipresencia de otras formas de poder, como la financiera y los medios de comunicación", denunció el Pontífice este domingo al iniciar su decimonovena visita pastoral dentro de Italia por la que hoy recorrió las dos ciudades de la región de Emilia-Romaña, en el norte del país.

De cara a miles de personas en la "Plaza del pueblo" local, Francisco recordó el nombre del lugar y aseguró que "este es el rostro auténtico de la política y su razón de ser: un servicio invalorable al bien de toda la comunidad. Y por eso la doctrina social de la Iglesia la considera como una noble forma de caridad".

"Por lo tanto, exhorto a los jóvenes ya los jóvenes a que se preparen de manera adecuada y personal en este campo, asumiendo desde el principio la perspectiva del bien común y rechazando cualquier forma mínima de corrupción", convocó a 400 kilómetros de Roma.

En Cesena habló también frente a un grupo de seminaristas y consagrados a los que convocó a vivir con alegría. "Cuando veo un sacerdote con mala cara le preguntaría... ¿qué desayunaste, café con leche o aceto balsámico?", ironizó.

En el encuentro con los religiosos, pidió además "trabajar" para que los padres "puedan jugar con los hijos":

"Cuando viene un padre y me dice que está preocupado por sus hijos le pregunto; '¿juegas con ellos?'. 'No, es que cuando salgo al trabajo duermen y al regresar ya están en la cama', me dicen. Es que esta situación socio-económica cierra las relaciones entre padres e hijos. Hay que trabajar para que esto no pase", recordó.

"Hace falta que los padres pierdan tiempo con sus hijos, que puedan jugar con ellos", demandó en esa dirección.

Tras el paso por Cesena, la agenda del Papa incluye una visita pastoral de un día en Bolonia, donde recitará el tradicional Ángelus dominical luego de visitar un centro de acogida de migrantes y hablar frente a representantes del mundo académico.