Trump derogará la protección a jóvenes indocumentados

A través del programa DACA, su antecesor, el demócrata Barack Obama, protegió de la deportación a más de 750.000 jóvenes indocumentados.

El presidente estadounidense, Donald Trump, acabará con el programa de protección a los "dreamers", los jóvenes que llegaron con sus padres de forma ilegal a Estados Unidos siendo niños y que les permitía permanecer en el país, según avanzan los medios.

El programa DACA, con el que su antecesor, el demócrata Barack Obama, protegió de la deportación a más de 750.000 jóvenes indocumentados, ha sido cuestionado por los republicanos y por Trump, aunque el presidente ha enviado hasta ahora mensajes contradictorios al respecto.

Se espera que Trump anuncie su decisión final el martes, y al parecer se inclina por anularlo con un período de gracia de seis meses, informaron en la noche del domingo "Politico" y la CNN. Durante esos meses le daría al Congreso la posibilidad de permitir a los afectados permanecer en el país a través de una nueva base legal.

En su campaña eletoral, Trump atacó duramente la inmigración ilegal, pero más tarde dio señales de que podría hacer una excepción con los "dreamers" (soñadores) para que puedan permanecer en el único país que han conocido.

Los protegidos por DACA son jóvenes que, siendo niños, fueron llevados consigo por sus padres al entrar ilegalmente en Estados Unidos. Han crecido e ido a la escuela allí, trabajan, pagan sus impuestos y consideran Estados Unidos como su único hogar.

La Casa Blanca ha estado preparando una orden ejecutiva respecto del programa aprobado por Obama en 2012. Aquellos que se beneficiaron del DACA están protegidos de la deportación y se les permite estudiar en la universidad o trabajar. Si Trump cancela el programa se les ordenará abandonar Estados Unidos.

El destino de los jóvenes ha sido una de las grandes angustias de las organizaciones de defensa de los derechos civiles desde la victoria electoral de Trump, que prometió expulsar del país a los más de 11 millones de indocumentados que hay en él.

Luego el presidente hizo de los "dreamers" la única excepción cuando situó a todos los inmigrantes, sin distinción entre criminales o no, como prioritarios para la deportación.

En las filas republicanas son muchos los que quieren la desaparición del DACA y el ultimátum que han dado a la administración diez estados republicanos capitaneados por Texas está detrás de que Trump vaya anunciar ahora su decisión.

Sin embargo, la expulsión de los "dreamers" es impopular entre los propios republicanos en el Congreso, que la consideran demasiado drástica. Pasando la pelota al Congreso, Trump podría satisfacer tanto a los legisladores como a su base conservadora, a la que prometió actuar con dureza contra la inmigración ilegal.

CNN y "Politico" subrayaron en base a sus fuentes que, pese a todo, hasta que se haga el anuncio el martes no hay nada seguro.