Tendencias Mundiales Capital Humano 2017

Más de 10 mil líderes empresariales y de recursos humanos de 140 países, participaron en este informe, elaborado por Deloitte, que revela las 10 áreas en las que las compañías deben concentrarse para organizar, gestionar, desarrollar y alinear mejor a las personas en el trabajo.

 Impulsados ​​por la actual revolución digital y las fuerzas demográficas, políticas y sociales, casi el 90% de los líderes de RR.HH. califican la construcción de la organización del futuro como su máxima prioridad, así lo registra el informe de Tendencias Mundiales del Capital Humano de 2017, "Reescribiendo las reglas para la era digital" de Deloitte, mismo estudio que hace un llamado a la acción para que las compañías reconsideren completamente su estructura organizacional, talento y estrategias de recursos humanos para mantenerse al ritmo de la disrupción digital.

Así surge este informe en el cual se identificaron diez áreas en las cuales las organizaciones deberán poner sus esfuerzos por acortar la brecha entre la adaptación a los cambios y los desafíos del trabajo y la gestión del talento humano.

1. Las organizaciones del futuro

La digitalización obliga a las organizaciones a rediseñarse para adaptarse de la manera más rápida posible al cambio. Esto incluye aceptar las nuevas exigencias, aprender lo más rápido que se pueda y construir una nueva organización a partir de estas nuevas reglas. El 90% de los encuestados por Deloitte aseguró que el principal objetivo para el 2017 consiste en diseñar el nuevo ecosistema donde se establezcan las bases para empoderar a los equipos de trabajo para pasar a la acción.

2. Carreras "on line"

El concepto de "carrera" cambia y lleva a las organizaciones hacia experiencias de aprendizaje "continuas" que permitan construir habilidades rápida y fácilmente, y en sus propios términos. Nuevos modelos retan la idea de una carrera estática y reflejan la menor vida promedio de las habilidades críticas para la organización del siglo XXI.

3. Reclutamiento de profesionales

Conforme los trabajos y las habilidades cambian, encontrar a la gente correcta es más importante que nunca. La adquisición de talento es ahora el tercer reto más importante. En lo que se considera la etapa inicial de una revolución, Por lo tanto, las empresas se ven obligadas a implementar el uso de las redes sociales, datos analíticos y nuevas herramientas para llegar a los nuevos talentos y atraerlos. Las nuevas tecnologías sin dudas están transformando las formas de reclutar personal.

4. La experiencia del trabajador: cultura, compromiso y más allá

La cultura y el compromiso son aspectos claves en la experiencia del empleado. Las empresas están mirando la travesía del colaborador, estudiando las necesidades de su fuerza laboral y usando indicadores para entender su experiencia dentro de la organización. El rediseño del lugar de trabajo, programas de bienestar y los sistemas de productividad laboral son fundamentales.

5. Nueva Gestión del Desempeño

Durante los últimos cinco años las compañías han estado reevaluando todos los aspectos de sus programas de gestión del desempeño, desde el establecimiento de metas y la evaluación hasta los incentivos y las recompensas, poniendo el foco en el feedback constante y el coaching. Este año, las etapas de prueba quedarán a un lado y las compañías pasarán a implementar estos cambios ya que se comprobó que los nuevos modelos en la gestión de desempeño están funcionando y mejoran la productividad.

6. Liderazgo disruptivo

Conforme los modelos organizacionales digitales emergen, el liderazgo necesita cambios. Las empresas piden líderes más ágiles, diversos y jóvenes, así como nuevos modelos de liderazgo que adopten el "modo digital" para operar el negocio.

7. Recursos Humanos Digital

Los líderes de RRHH están cada vez más obligados a asumir el rol de mudar las empresas hacia el terreno digital de forma integral y no solo usar algunas tecnologías digitales. Esto implica realizar cambios donde la inclusión de la tecnología cambie las formas de trabajar y cómo se relacionan entre sí los integrantes de la compañía.

8. Analytics: Recalculando la ruta

Siendo originalmente una disciplina técnica de los especialistas de datos, la analítica de talento se ha convertido en una rutina de negocio, apoyando desde las operaciones y gestión hasta la adquisición de talento y desempeño financiero.

No obstante, la posibilidad de capitalizar la analítica de talento continúa siendo un desafío. Son pocas las organizaciones que reconocen que cuentan con datos útiles. Igualmente, es una baja porción el grupo de organizaciones que entiende adecuadamente los factores de talento que impulsan el desempeño.

9. Diversidad de inclusión. La brecha verdadera

La justicia, la equidad y la inclusión son ahora temas importantes para los directivos de todo el mundo. Sin embargo, la capacitación y la educación no está funcionando lo suficientemente bien. Es necesario poner esfuerzo en la educación impulsando la diversidad a través de procesos en toda la comunidad que integra el negocio.

10. El futuro del trabajo. El aumento de la fuerza laboral.

Inteligencia artificial, sensores y computación cognitiva se han convertido en una corriente principal, al igual que la economía abierta del talento. Las empresas deben dejar de considerar a su fuerza laboral como únicamente los empleados en su nómina; deben empezar a considerar a los trabajadores independientes, trabajadores de la economía "gig" (de trabajo limitado o que hacen una colaboración breve), por ejemplo. Estos colaboradores han aumentado junto con el uso de máquinas y software. Estas tendencias resultarán en el rediseño de la mayoría de los trabajos, así como en una nueva manera de pensar sobre la planeación de la fuerza laboral y la naturaleza del trabajo. El cambio está