Detalles del enfermizo vínculo entre Marilyn y Kennedy

Un nuevo libro narra cómo Robert Kennedy se enamoró perdidamente de la estrella y se veía de forma habitual con ella. Los reveladores detalles.

Los investigadores parecen no querer dejar descansar en paz a Marilyn Monroe, uno de los iconos sexuales más conocidos de la década de los 60. Así pues, si el pasado junio un libro desveló el deplorable estado que tenía el cuerpo de la actriz y cantante después de su muerte, un nuevo estudio sobre su persona afirma que la joven mantuvo una intensa relación con Robert Kennedy, hermano del que fuera presidente de los Estados Unidos y famoso por su trabajo en la fiscalía y por haber sido asesinado tras lograr salir victorioso en las elecciones primarias del Partido Demócrata en California.

La noticia, que siempre se había considerado una leyenda hasta ahora, forma parte de un libro elaborado por el investigador y escritor James Neff. Llamado Vendetta, la obra (cuyo contenido ha sido cedido en exclusiva al Daily Mail antes de su publicación) muestra también la guerra que mantuvo Bob con Jimmy Hoffa, un sindicalista famoso por sus contactos con la mafia y que terminó falleciendo en extrañas circunstancias. De hecho, el autor se atreve a afirmar que Hoffa y Monroe eran las dos obsesiones en la vida del hermano del presidente.

Al parecer, Monroe conoció a Bob en febrero de 1962 durante una cena en su honor frente a la playa de Santa Mónica. Aquel día, la actriz bebió demasiado, por lo que Bob y su ayudante, Ed Guthman, se ofrecieron a llevarla a su casa. Estaba tan borracha que Kennedy tuvo que meterla en la cama y, aunque no sucedió nada, el hermano del presidente quedó prendado de ella. Este fuego se reavivó, según el autor, durante la fiesta de cumpleaños de John y el famoso Happy Birthday, Mr President.


Fuente: hoycinema.abc.es